Olona confía en llegar a un acuerdo con los ganaderos sobre las ayudas para los ataques de lobo

El lobo ha sido detectado por una cámara en la zona de los Monegros
DGA
Publicado 17/08/2017 14:19:19CET

ZARAGOZA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, ha confiado en llegar a un acuerdo con los ganaderos sobre la puesta en marcha de ayudas para los ataques de lobo. Ha insistido en que el Ejecutivo autonómico apuesta por la convivencia con este mamífero.

Después de que este verano se hayan registrado una serie de ataques de lobo en explotaciones ganaderas de los Monegros y la ribera baja del Ebro, la Dirección General de Alimentación y Fomento Agroalimentario ha remitido al Boletín Oficial de Aragón el anuncio por el que se somete a información pública el proyecto de orden de bases reguladoras para la concesión de subvenciones a explotaciones ganaderas extensivas de ganado ovino y caprino ubicadas en zonas de presencia de grandes carnívoros (oso y lobo).

De esta manera, comienza el proceso participativo tras el que podrán convocarse estas subvenciones. El objetivo es paliar sobrecostes derivados de las situaciones de riesgo provocadas por la presencia de estas especies y favorecer la adopción de medidas de autoprotección como incentivos a la sostenibilidad de las explotaciones.

Olona ha reconocido que hay una situación de "bloqueo", puesto que los ganaderos y organizaciones agrarias "la única alternativa" que plantean es que el lobo sea enviado a otro sitio. "Eso es inviable, tenemos la doble obligación de proteger al lobo y de apoyar a los ganaderos y sacar a información pública este proyecto demuestra nuestro empeño de poner a disposición del sector las ayudas que consideramos imprescindibles para apostar a aprender a convivir con el lobo".

Ha señalado que aunque el lobo que ha protagonizado los últimos ataques parece estar de paso por la Comunidad, este animal está en expansión y en Aragón "con toda probabilidad" llegarán a registrarse población estables de este mamífero, para lo que ha incidido en que la región tiene que estar preparada.

"Si apostamos por la convivencia con el lobo tenemos que habilitar estas ayudas, en las que no estamos hablando sólo de hacernos cargo de los gastos, que también, sino reconocer que el hecho de la presencia del lobo ya acarrea un coste que se tiene que compensar", ha relatado. Por ello, el Gobierno plantea una ayuda de dos euros por cabeza a todos los ganaderos que se encuentren en zonas con presencia de lobo, esta cuantía se elevaría a cuatro euros para aquellos que hayan tenido daños.

Además, hay ayudas de hasta el cien por cien de subvención para determinadas acciones de adaptación o de protección, como vallados y vigilancia. "Estoy seguro de que al final prevalecerá el sentido común, la coherencia, y podremos llegar a un acuerdo que sea útil para los ganaderos", ha confiado Olona.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies