El optimismo de los empresarios aragoneses alcanza niveles máximos

Contador
Trabajadora en una fábrica
DGA
Publicado 06/02/2018 10:44:39CET

ZARAGOZA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Indicador de Confianza Empresarial de Aragón del cuarto trimestre de 2017 avanza con fuerza y se sitúa en un valor de 15. Esta cifra ratifica la gran confianza que los empresarios aragoneses mantienen en la marcha de la economía.

Tanto las expectativas sobre el primer trimestre del año como el balance de situación del último de 2017 continúan en valores máximos (14,2 y 15,8, respectivamente), claramente superiores a los registrados en el estudio anterior (10,7 y 15,1).

En esta ocasión, el ICE, elaborado por la Fundación Basilio Paraíso e Ibercaja, detecta una convergencia entre ambos valores que denota estabilidad acerca de la valoración positiva que los empresarios aragoneses hacen de la marcha de la economía.

Sin desconocer la tensión política que existe en Cataluña y dada la importancia de los lazos comerciales entre ambas Comunidades, el optimismo empresarial parece asentarse sobre el crecimiento económico sostenido del que disfruta la actividad productiva. No obstante, es el principal factor de incertidumbre que podría dañar esta senda positiva.

Por sectores, la confianza de las empresas de la industria y la construcción sube hasta el 14,9, reforzada por un nuevo récord en las exportaciones y el fuerte incremento de la producción industrial. El optimismo del sector terciario sigue también en un entorno de máximos (pasa de un 13,4 a un 13,8) apoyado en el tirón del consumo durante las pasadas navidades y un sostenido incremento del empleo.

La debilidad de la demanda (37,35 por ciento) y el aumento de la competencia (18,07 por ciento) se mantienen como los factores que limitan en mayor medida el nivel de actividad de las empresas aragonesas, según los encuestados.

ESCASEZ DE MANO DE OBRA CUALIFICADA

Por primera vez, los empresarios de la industria y la construcción identifican la escasez de mano de obra cualificada (18,5 por ciento) como el segundo de los lastres del crecimiento empresarial. Las ventas siguen siendo el indicador del ICE que logra un mejor comportamiento, por encima del empleo (29,5 por ciento) y la inversión (27 por ciento), ya que casi el 43 por ciento de las empresas de Aragón ha mejorado la facturación en comparación con el trimestre anterior.

El Indicador de Confianza Empresarial, que elabora la Fundación Basilio Paraíso de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Zaragoza en colaboración con Ibercaja, recoge la situación de las empresas aragonesas en el cuarto trimestre de 2017 (octubre-diciembre) y sus expectativas para el primero de 2018 (enero-marzo).

Su metodología se basa en entrevistas a empresas, que exponen su visión de la coyuntura sintetizada en 7 variables: facturación, empleo, inversión, precios de venta, exportaciones, morosidad y endeudamiento. Los empresarios responden también sobre los factores que limitan su actividad.