Ordesa y Picos de Europa conmemorarán de forma conjunta el centenario de los parques nacionales

 

Ordesa y Picos de Europa conmemorarán de forma conjunta el centenario de los parques nacionales

Los consejeros han visitado un centro de cría de quebrantahuesos
DGA
Publicado 05/04/2017 18:02:43CET

ZARAGOZA, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

El primer centenario de los parques nacionales de España, que llegará en 2018, reforzará la colaboración entre Asturias y Aragón, que cuentan con los dos primeros espacios de este tipo aprobados en España, el Parque Nacional de los Picos de Europa y el Parque nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Para ello, el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad de Aragón, Joaquín Olona, y la consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales del Principado de Asturias, María Jesús Álvarez, han acordado la creación de un grupo de trabajo que se encargará de coordinar acciones conmemorativas conjuntas, además de las que cada uno de los parques programe por su cuenta.

"Sobre la base de la colaboración que ya tenemos para la recuperación del quebrantahuesos hemos decidido ampliar ese apoyo mutuo para organizar actividades comunes en el marco del centenario", ha señalado Olona.

En este sentido, Álvarez ha comentado que el centenario es la ocasión para seguir cerrando actos de cooperación y amistad entre las dos Comunidades autónomas. "La experiencia que llevamos desarrollando desde el año 2002 de recuperación del quebrantahuesos nos ha hecho establecer vínculos no solo de colaboración, sino de afecto", ha remarcado.

La consejera ha añadido que ambas Comunidades comparten los valores de la declaración de los parques nacionales, que "son espacios únicos, ambientalmente muy valiosos, que hay que conservar para las generaciones venideras, pero en los que hay que aprovechar y estimular el desarrollo endógeno para que los hombres y mujeres que viven y trabajan dentro de los parques tengan mejores oportunidades de vida".

Ambos responsables medioambientales y sus respectivos equipos han intercambiado a lo largo de la jornada de trabajo distintas ideas que se madurarán en las próximas semanas con el fin incluirlas en la programación de los centenarios.

EL CENTENARIO EN ORDESA

Los valores asociados a la sostenibilidad, conservación, convivencia y respeto al medioambiente que encarna el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, declarado como tal el 16 de agosto de 1918, estarán presentes a lo largo de 2018 en el programa conmemorativo de su centenario, que se desarrollará en diferentes ámbitos sociales, como el educativo, el cultural y el de ocio y tiempo libre.

La dirección general de Sostenibilidad trabaja desde hace tiempo en un documento que contempla acciones en diferentes vías, tanto en lo que tiene que ver con la construcción de infraestructuras, como en la organización de eventos técnico-científicos o deportivo-culturales.

La consolidación de todo el programa dependerá de las disponibilidades presupuestarias y, en concreto, de que el centenario sea confirmado por los Presupuestos Generales del Estado como "acontecimiento de excepcional interés público", lo que facilitaría la obtención de recursos gracias a los incentivos fiscales que esta declaración conlleva.

En este sentido, la directora general de Sostenibilidad, Pilar Gómez, ha indicado que "el mecenazgo es una de las opciones financieras que tendríamos, puesto que, además de dar una gran visibilidad a las empresas y entidades que participaran en él, tendría un efecto fiscal favorable para las mismas".

No obstante, algunas de las actividades del borrador ya se pueden dar prácticamente por seguras. Tal es el caso del segundo congreso nacional de reservas de la biosfera, una exposición sobre la historia del parque o la construcción de un sendero adaptado en Pineta. Además, se contemplan acciones culturales en torno a la ganadería, la trashumancia o la alimentación, la edición de documentos gráficos y audiovisuales y concursos.

VISITA AL COMEDERO DE ESCUAÍN

El encuentro entre los consejeros de Aragón y Asturias ha contado con una visita al comedero y al centro de crianza campestre de Escuaín, vinculados ambos al proyecto de cooperación que ambas entidades mantienen para la reintroducción del quebrantahuesos en los Picos de Europa.

Aragón cuenta con cuatro comederos o puntos de alimentación suplementaria para quebrantahuesos. De todos ellos, el más antiguo es el situado dentro de los límites del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (Escuaín), donde se trabaja desde el año 1990 y en al que en invierno se llevan patas y huesos dos veces por semana.

En cada aporte realizado por parte de guardas, celadores, personal de mantenimiento, agentes para la protección de la naturaleza y técnicos se depositan entre 100 y 120 kilos diarios de subproductos animales no destinados al consumo humano; proceden de mataderos de Escalona, Binéfar, Monzón y Huesca y son previamente lavados con agua a presión por cuestiones higiénicas y sanitarias.

Anualmente se aportan a este comedero entre los 10 y 14 toneladas de alimento a lo largo de entre 80 y 100 días. El trabajo es especialmente relevante en jornadas de nieve, frío y mal tiempo, ha destacado el Gobierno aragonés en una nota de prensa.

En el año 2005, y dentro del marco del Plan de Recuperación del Quebrantahuesos en Aragón, el Gobierno de Aragón junto a la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, el Ministerio de Medio Ambiente, el Principado de Asturias, Cantabria y la Junta de Castilla y León promueven un primer acuerdo de colaboración en materia de conservación y gestión del medio natural que establece la posibilidad de emplear técnicas de reintroducción del quebrantahuesos en la Cordillera Cantábrica.

Tras la construcción en 2009 por parte del Gobierno de Aragón del Centro de Cría y Rescate del Quebrantahuesos y con el apoyo económico de la Comisión Europea, se puso en marcha el proyecto LIFE+ Red Quebrantahuesos, que pretende recuperar la población extinta de esta rapaz en el Parque Nacional de los Picos de Europa a partir de la cesión de ejemplares recuperados en situación de riesgo en el Pirineo Aragonés.

Hasta la fecha y gracias a este programa de colaboración que es ya una referencia de ámbito nacional se han recuperado, criado y liberado en los Picos de Europa ocho ejemplares de quebrantahuesos. A lo largo de 2016 se van a liberar un total de cinco pollos más (cuatro hasta ahora) y ello dará lugar a un contingente de 13 individuos destinados a constituir el núcleo fundador de la nueva población de quebrantahuesos del occidente de España.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies