El PAR reclama más apoyo económico a Cruz Blanca ante el recorte de subvenciones

Jesús Guerrero y Elena Allué (PAR)
PARTIDO ARAGONÉS
Publicado 20/01/2018 16:39:34CET

HUESCA, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Partido Aragonés (PAR) va a exigir, a través de las propuestas parlamentarias correspondientes, un incremento del apoyo económico desde el Gobierno de Aragón a labor de la Fundación Cruz Blanca. Esta entidad social, según los datos que ha aportado, verá recortadas las subvenciones a cargo del IRPF, desde 1.589.753 euros en 2016 y 1.737.228 en 2017, hasta 338.091 euros para 2018.

A iniciativa del Comité municipal de Huesca del PAR, el presidente intercomarcal del PAR en Alto Aragón y diputado, Jesús Guerrero, y la diputada aragonesista portavoz de Ciudadanía y Derechos Sociales en las Cortes de Aragón, Elena Allué, han acordado emprender acciones a la vista de que "no tienen valor alguno las manifestaciones desde el Gobierno de Aragón tras conocerse el expediente provisional de subvenciones, sobre un posible error que se trataría de solventar, motivado en que éste es el primer año en que la DGA gestiona esos fondos. La resolución definitiva de las ayudas ha sido publicada en el BOA sin variar un céntimo y confirmando el brutal recorte".

De esta manera, "además de que no sólo esta entidad va a sufrir esa falta de financiación, se produce una grave crisis para Cruz Blanca, sus programas y sus casas familiares, que atienden a más de 4.000 personas en Aragón, cuyas circunstancias son extremas en muchos casos y requieren esa impagable tarea de la fundación, que cuenta con más de 300 voluntarios y decenas de trabajadores de los que 16 se quedarán sin empleo".

Según la resolución del Gobierno de Aragón, no recibirán un euro procedente del IRPF de los aragoneses, hasta 13 programas solicitados por Cruz Blanca como O'Cambalache que cuida de la salud de las mujeres que ejercen la prostitución, el destinado a personas sin hogar, el de mediación social e intercultural e itinerarios de empleo en los barrios de Delicias (Zaragoza), Perpetuo Socorro (Huesca) y Casco Viejo de Fraga o una nueva fase de acondicionamiento de la casa familiar en Gea de Albarracín, entre otros.

El presidente del PAR, Arturo Aliaga, se mantiene en contacto con los responsables de la fundación en la comunidad autónoma, y el comité oscense de la formación ha recordado el acuerdo unánime del pleno municipal de Huesca pidiendo un reparto más justo de las subvenciones que no ponga en peligro actuaciones socialmente importantes.

Para el diputado Jesús Guerrero, "la trascendencia del trabajo de Cruz Blanca hacia los más vulnerables se extiende por todo Aragón, apostando por la vertebración. Nuestra sociedad es sensible, de forma que responderá a las campañas de captación de socios y solidaridad que la entidad se ha visto obligada a impulsar o acoger por el maltrato de la DGA". Este sábado tiene lugar en Huesca un festival a beneficio de Cruz Blanca.

Por su parte, la también parlamentaria Elena Allué ha anunciado que "será preciso reclamar partidas concretas para solucionar esta situación que se ha creado y que deja en la indefensión y con graves dificultades a una organización ejemplar que merece reconocimiento y respaldo".

ENMIENDAS

Allué ha apostillado que desde el Partido Aragonés, en primer lugar, se insta "al Gobierno de Aragón a que presente sus propias enmiendas al proyecto de presupuestos de 2018 que está ahora en las Cortes, para solventar la insuficiencia presupuestaria de la entidad". El PAR sí presentará una enmienda que incremente la partida en un millón de euros y espera el respaldo de todos los partidos para ser aprobada.

Según la diputada, "si no se resuelve por esta vía, una vez en vigor los presupuestos, impulsaremos una iniciativa para que el gobierno tramite una modificación con cargo a los ingresos extra procedentes del Estado, que percibirá la DGA".