El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido ahonda en el estudio de su biodiversidad

Mariposa Apolo
DGA
Actualizado 05/04/2012 19:52:22 CET

ZARAGOZA, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, a través de la gestión del espacio protegido del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, sigue investigando y profundizando en el conocimiento de ciertas especies animales y vegetales, mucho menos conocidas que ciertas poblaciones faunísticas simbólicas -como pudieran ser el quebrantahuesos o el sarrio-.

Entre los trabajos naturalistas que se han llevado a cabo en los últimos años destacan dos. Una es un inventario de murciélagos de bosque y otra la recogida de datos sobre avistamiento de la mariposa apolo.

Ambas actuaciones se efectúan con especies bioindicadoras, es decir, con organismos o sistemas biológicos que sirven para evaluar variaciones en la calidad ambiental.

INVENTARIO DE QUIRÓPTEROS

En los dos últimos años, se ha estado realizado un inventario de quirópteros forestales en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Las metodologías de estudio seleccionadas han sido estaciones de detección-grabación de ultrasonidos distribuidas a lo largo de unos recorridos predefinidos, y mediante trampeos con la instalación de redes japonesas en el entorno de puntos de agua y claros de bosques. El trabajo se ha desarrollado durante los meses estivales, tras el ocaso.

Como resultados más interesantes de este trabajo, cabe indicar la presencia de orejudo alpino (Plecotus macrobullaris) para el valle de Pineta -un macho adulto en el valle de La Larri, siendo la segunda cita para el Parque Nacional-, y las capturas de murciélago bicolor (Vespertilio murinus) en los valles de Pineta y Ordesa. Así mismo se ha confirmado la presencia del nóctulo grande (Nyctalus lasiopterus) y se apunta la presencia a su vez del murciélago ratonero pardo (Myotis emarginata) en el Cañón de Añisclo.

CAMPAÑA PARA LA RECOGIDA DE DATOS DE LA MARIPOSA APOLO

El segundo trabajo destacado sobre la biodiversidad del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es el estudio de la mariposa apolo (Parnassius apollo), un bello insecto de alta montaña que se halla en regresión en toda Europa debido fundamentalmente al cambio climático y la alteración de su hábitat.

Las poblaciones existentes en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido parecen estar en claro retroceso. Por ello, desde hace un par de años se ha puesto en marcha un programa de seguimiento de la mariposa, en el que pueden participar los visitantes del espacio protegido rellenando una ficha de avistamiento en el campo, y así conocer las áreas en las que la apolo sigue estando presente y las causas de su aparente declive.

La mariposa apolo es una especie incluida en el apartado "De interés especial" del Catálogo de Especies Amenazadas de Aragón. Presenta actividad diurna y es una especie fácil de identificar por su notable tamaño y su característica coloración blanca ornamentada de negro, rojo y gris traslúcido.

En el Sur de Europa vive en zonas montañosas entre los 1.500 y 2.500 metros de altitud, ocupando pendientes de laderas con pastos alpinos y subalpinos en áreas pedregosas donde crecen sus plantas huésped. La oruga es de color negro con filas de pequeñas manchas naranjas y azules a cada lado; llega a alcanzar los 5 centímetros de longitud y se alimenta de plantas crasas (Sedum spp).


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies