El Partido Socialista volvería a ganar en Zaragoza y Huesca y el PP lo haría en Teruel, según un sondeo electoral

Actualizado 03/02/2008 12:48:36 CET

ZARAGOZA, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Partido Socialista (PSOE) volvería a ganar las elecciones generales en las provincias de Zaragoza y Huesca y el Partido Popular (PP) lo haría en la de Teruel, arrebatando a los socialistas un diputado, tras el fichaje del empresario turolense, Manuel Pizarro, número dos en la listas al Congreso por Madrid, si los comicios del próximo 9 de marzo se celebraran hoy.

El PSOE en Aragón obtendría siete diputados, los mismos que en 2004, ya que perdería uno en Teruel, pasando de dos a uno, pero ganaría uno en Zaragoza, pasando de tres a cuatro, mientras que mantendría los dos de Huesca, según los resultados del primer sondeo realizado por la empresa A+M para el Heraldo de Aragón en el arranque de la precampaña electoral.

La encuesta fue realizada del 21 al 30 de enero, antes de que se conociera la posibilidad de que la dirección nacional del PP incluya en su programa electoral el trasvase del Ebro y de que la cúpula del Partido Popular en Aragón advirtiera de que dimitiría si esto sucede. El margen de error del sondeo es de +/- 1,82 por ciento y la encuesta se hizo telefónicamente a 3.000 personas de todo Aragón.

El sondeo refleja que el PP conseguiría seis diputados, uno más que en 2004, el de la provincia de Teruel, donde pasaría de uno a dos; en Zaragoza mantendría los tres que ya tenía, y en Huesca también conservaría el escaño que ya poseía.

Chunta Aragonesista perdería su escaño y descendería en porcentaje de votos pasando del 12,07 por ciento al 7,25 por ciento del total; el PAR bajaría ligeramente, del 4,68 por ciento al 4,46, mientras que Izquierda Unida subiría del 2,8 por ciento de los votos al 3,66, pero ambos se quedarían lejos de conseguir representación en el Congreso.

EL PSOE, EL QUE MÁS CRECE.

El sondeo revela que el PSOE es el partido que más crecería en porcentaje de voto en el conjunto de la comunidad autónoma, aunque repetiría en número de escaños. Concretamente, los socialistas subirían cuatro puntos, pasando del 41,28 al 45,16 y se distanciarían ya en casi nueve puntos de los 'populares', que pasarían del 36,48 al 36,75.

La mayor subida del PSOE se daría en Zaragoza, pasando del 40,26 del porcentaje de voto al 45,71, donde se beneficiarían directamente de la caída que sufriría Chunta, que pasaría del 14,54 al 8,23%. Los nacionalistas, que han cambiado de cabeza de lista, no se recuperarían del descenso sufrido en las elecciones las autonómicas de mayo y caerían casi cinco puntos, quedándose fuera de la Cámara, donde ha estado dos legislaturas con José Antonio Labordeta como representante en Madrid.

El PSOE, cuya lista en Zaragoza encabeza Jesús Membrado, se haría con su escaño y vería aumentada su representación hasta los cuatro diputados. No en vano, uno de cada cinco votantes de CHA en 2004 reconoce ahora su intención de cambiar de opción y apostar por los socialistas.

Los otros tres puestos en liza por la provincia los conservaría el Partido Popular, liderados otra vez por Luisa Fernanda Rudi, que prácticamente repetiría sus resultados de hace cuatro años (un 35,5 por ciento de los votos), cuando también fue candidata.

TERUEL Y HUESCA.

El diputado que ganaría el PSOE en Zaragoza, lo perdería en Teruel, la única provincia donde los socialistas bajan en intención de voto. El PP conseguiría hacerse con el segundo escaño en disputa y subiría casi tres puntos, los mismos que perdería el PAR en su provincia más favorable, lo que sería suficiente para que los 'populares' arrebataran al PSOE el segundo escaño que consiguió en 2004 por un escaso margen de 200 votos. Ahora, esa diferencia podría rondar las 800 papeletas a favor de los conservadores, según el sondeo.

En la provincia de Huesca las cosas se mantendrían prácticamente idénticas a hace cuatro años, tanto en lo referido a escaños, como en la proyección del voto. Eso sí, los socialistas --con dos diputados-- aumentarían ligeramente su ventaja frente a los populares --un escaño--, que pasaría de ocho a casi diez puntos. CHA se mantendría, mientras que el PAR bajaría muy ligeramente e IU subiría más de un punto.

ABSTENCIÓN Y VOTO JOVEN.

De acuerdo con este primer sondeo, la abstención rondaría en el conjunto de Aragón el 25,8 por ciento, aproximadamente un punto más que en las anteriores elecciones generales. Además, a poco más de un mes para la cita con las urnas, el voto está ya muy decidido. Tan solo un 15,7 por ciento de los encuestados reconoce que aún no sabe a quién votará.

Una de las claves de esta campaña estará en los nuevos votantes. Si la abstención en el colectivo de entre 18 y 24 años ronda habitualmente el 50 por ciento, en esta ocasión, esta cifra se reduce a la mitad. Además, un 42,4 por ciento de los nuevos votantes dice que dará su papeleta a los socialistas, frente al 18,2 que asegura que lo hará al PP.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies