Pauner asegura que con la expedición al Tien Shan "vamos a vivir una aventura de las de antes"

Carlos Pauner, Raúl Martínez y Francisco Lorente este viernes en Zaragoza
EUROPA PRESS
Actualizado 13/07/2012 15:15:18 CET

ZARAGOZA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El himalayista Carlos Pauner ha subrayado este viernes que en su nueva expedición al Tien Shan "vamos a vivir una aventura de las de antes". El próximo jueves, 19 de julio, Pauner acompañado de los alpinistas Raúl Martínez y Francisco Lorente afrontarán la subida a la cordillera virgen del Tien Shan en Kirguizistán (Asia Central).

Este nuevo proyecto "es un reto apasionante" ha expresado Pauner, ya que lo realizará con sus amigos Raúl Martínez y Francisco Lorente. A pesar de ser una expedición de 6.000 metros de altura, y acostumbrados a los 8.000 metros, supone uno reto técnico y desconocido, puesto que "se trata de la única montaña por escalar en este país".

Hace 10 años, Lorente intentó ascender esta misma montaña, pero por problemas burocráticos y por ser un número de personas excesivo para esta expedición, se quedaron a 5.200 metros de la cima. Debido a su experiencia, Lorente ha advertido de que "sigue habiendo problemas burocráticos con el país" pero cuentan con una ventaja a favor ya que esta vez "somos un grupo reducido de tres amigos con menos planteamiento logístico".

Aunque no han llegado nunca antes a la cima y desconocen el terreno, este trío de montañeros tiene en cuenta que es una zona glaciar, de terreno roto y abrupto con una climatología "bastante mala", tal y como ha apuntado Raúl Martínez, al detallar que "casi todos los días hay un periodo de mal tiempo".

La expedición a la cordillera, que tiene como patrocinador principal a la empresa aragonesa Dynatech, saldrá el próximo 19 de julio desde Madrid. El día 20 llegarán a la ciudad de Almaty, en Kazajstán, desde donde se desplazarán por carretera hasta Karkara. El día 23, un helicóptero les recogerá para viajar hasta la base del Pobeda, a 4.200 metros de altura, ya dentro de Kirguizistán. Así, el día 26 se trasladarán al campo base al pie de la cordillera, a 5.000 metros de altura.

Una vez allí, estudiarán las posibilidades de la montaña, sus puntos débiles y comenzará la ascensión por un periodo de 12 días. El día 9 de agosto abandonarán en helicóptero la zona para regresar a España, con fecha prevista el día 12 de agosto.

A pesar de desconocer el terreno intentarán plantear la misma ruta que hace 10 años, si bien "una vez allí puede cambiar, ya que hay que tener en cuenta que han pasado diez años" ha apuntado Pauner.

POLÉMICA SHISHA PANGMA

Respecto a la polémica sobre si Pauner hizo cima en el Shisha Pangma, en rueda de prensa en Zaragoza, el himalayista ha zanjado la cuestión al asegurar que "yo no tengo ninguna duda de haber llegado a la cima y estoy centrado en mi nuevo objetivo".

La próxima primavera Pauner realizará una nueva expedición al Everest, ascensión sin oxígeno y que ya ha intentado dos veces. "Este proyecto --ha dicho en referencia al Tien Shan-- me viene muy bien psicológicamente, para cambiar de aires para la subida al Everest", ha indicado, para concluir deseando que "subamos esta cima" este verano "y disfrutemos".