Los pensionistas piden al Gobierno aumentos según el IPC y sostenibilidad del sistema público

Movilización de pensionistas ante la Delegación del Gobierno en Aragón
EUROPA PRESS
Publicado 15/02/2018 14:49:50CET

ZARAGOZA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Pensionistas de Comisiones Obreras (CCOO) en Aragón y la Unión de Jubilados y Pensionista de UGT Aragón se han concentrado este jueves ante la Delegación del Gobierno de España en la Comunidad para pedir al Ejecutivo central el aumento de las pensiones conforme al IPC y la sostenibilidad del sistema público.

Tras una pancarta en la que se leía 'En marcha por #pensionesdignas', numerosos pensionistas han reclamado "un sistema público de pensiones equilibrado y sostenible", tras la "pérdida recurrente" de su poder adquisitivo después de la reforma de 2013.

Esta ha supuesto que la subida anual haya sido del 0,25 por ciento, por debajo del incremento de los precios por lo que el secretario general de la Federación de Pensionistas de CCOO de Aragón, Manuel Martín, ha reclamado actualizarlas conforme al Índice de Precios al Consumo (IPC).

Según ha dicho, estas movilizaciones van a seguir "hasta que el Gobierno se siente a negociar con los agentes sociales" porque "no se está moviendo en absoluto" y es "quien tiene que llevar la iniciativa".

Igualmente, ha animado a partidos políticos y al resto de agentes sociales a "que presionen y se pongan a trabajar" porque el fondo de reserva se está terminando y no están haciendo nada", "tampoco por la sostenibilidad futura de las pensiones".

Martín ha incidido en que el Gobierno debe "tener voluntad negociadora", también a través de los Presupuestos Generales del Estado, "como se hace con todos los organismos públicos" porque "las pensiones son un derecho".

NEGOCIO A LA BANCA

El secretario general de la Federación de Pensionistas de CCOO de Aragón ha opinado que el Ejecutivo central pretende incentivar los planes privados de pensiones para "el negocio de la banca", "pero solo puede ahorrar el que tiene dinero" y ha estimado que el 75 por ciento de la población no puede acceder a esos planes de pensiones por lo que ha reclamado "garantizar el sistema público".

Por su parte, el secretario general de la Unión de Jubilados y Pensionista de UGT Aragón, Tomás Yago, ha esgrimido que ya se ha comenzado a recuperar el Producto Interior Bruto (PIB), "va mejorando los beneficios y las empresas van sacando adelante la economía".

Sin embargo, "se sigue machacando a los trabajadores, los puestos de trabajo están en precario y también las cotizaciones" por lo que "nos siguen machacando a los pensionistas".

Además, ha calificado de "miserable" la subida del 0,25 por ciento anual que fija la reforma de 2013 y a pesar de la recuperación "el Gobierno se empeña en seguir insistiendo en ese 0,25, una injusticia manifiesta para el conjunto de los pensionistas que se debe acabar".

Ha añadido que "cada vez hay que trabajar más años y no se puede gastar más dinero porque la Seguridad Social es deficitaria", algo que ha achacado a que los gastos de gestión de la misma "corran a cargo de los pensionistas", una "barbaridad de cara a la sostenibilidad del sistema", cuando estos gastos de Defensa o de Educación no se repercuten en los soldados o en los profesores, ha esgrimido.

A su entender, el Gobierno "plantea favorecer de nuevo al sistema financiero, al cual ha rescatado con 60.000 millones de euros de los ciudadanos y ahora lo quiere bonificar haciéndole cargo de las pensiones en el sistema privado", algo que "repercute muy en negativo en la equidad, igualdad y el sistema de reparto que tiene el actual sistema público de pensiones".

MEJORAS

El secretario general de la Unión de Jubilados y Pensionista de UGT Aragón ha pedido mejoras para eliminar las bonificaciones y exenciones a cargo de la Seguridad Social y por "hacer que se pague a Hacienda todo lo que hay que pagar".

Además, ha abogado por "hacer uso de los Presupuestos Generales del Estado para el sostenimiento de las pensiones y del Estado del Bienestar, puesto que se está reduciendo en educación, en sanidad y no sé si al final pretenden que el sistema público de pensiones se transforme en privado y la Seguridad Social en un sistema de sanidad privado", que al capital le saldría "redondo".

Finalmente, Tomás Yago ha expresado su rechazo y preocupación "con la brecha de género en las pensiones, que supera el 30 por ciento, porque "las carreras de cotización de las mujeres tienen una serie de problemas y hace que las pensiones sean profundamente diferentes respecto a los hombres" y que "necesiten mayores tiempos de cotización para conseguir una pensión medianamente digna".