Pilar Alegría apuesta por la "deslocalización de la investigación" para impulsar actividades como la truficultura

Visita al CIET y renovación de convenio de funcionamiento.
GOBIERNO DE ARAGÓN
Publicado 16/12/2017 21:24:49CET

HUESCA, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Innovación, Investigación y Universidad del Gobierno de Aragón, Pilar Alegría, ha visitado esta tarde el Centro de Investigación y Experimentación de la Trufa en Graus, donde se ha renovado el convenio para su funcionamiento. Ha destacado su apuesta por la "deslocalización de la investigación" para impulsar actividades como la truficultura.

El Ayuntamiento de Graus, la Comarca de La Ribagorza, la Diputación de Huesca y el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria son los firmantes del convenio. El CIET se puso en marcha en 2009 y desde entonces trabaja para dinamizar el cultivo de la trufa negra en Huesca y la economía del medio rural.

La consejera de Innovación ha destacado que la producción de trufa en Aragón supone un 65 por ciento de la que se obtiene a nivel nacional, siendo la de la provincia oscense un 15 por ciento de la aragonesa. Ha remarcado el papel del CITA y la apuesta del ejecutivo por "deslocalizar la investigación, que se desarrolla en otras zonas de Aragón, y que pueda ayudar a generar riqueza a través de una actividad tan importante como la trufa".

Alegría ha señalado también que es una medida que favorece la generación de empleo y el asentamiento poblacional. También lo ha recalcado el presidente de la Diputación de Huesca, Miguel Gracia, quien ha recordado que es una apuesta por sector ya "fundamental" para la provincia.

En la firma y durante la celebración del acto, han estado presentes el presidente de la Diputación de Huesca, Miguel Gracia; el Alcalde de Graus, José Antonio Lagüens; la presidenta de la Comarca de La Ribagorza, Lourdes Pena; el presidente de la Asociación de Recolectores y Cultivadores de Trufa de Aragón, José Vicente Girón, y el director del CITA, José Antonio Domínguez.

El convenio de funcionamiento, financiado por todas las instituciones, tiene una duración de tres años y la aportación del Gobierno de Aragón, a través del CITA, es de 204.000 euros. Es el CITA quien se encarga de la parte científica y técnica de las acciones a desarrollar.

LÍNEAS DE INVESTIGACIÓN

Desde el centro de Graus se trabaja en varias líneas de investigación como la mejora de la producción y el aprovechamiento de la trufa, estudio de suelos, o el estudio para la erradicación de los principales hongos que afectan a la trufa y que empeoran su calidad. Desde el CIET también se prestan otra serie de servicios: identificación de trufas, análisis de plantones micorrizados, detección de micorrizas de Tuber Melanosporum, evaluaciones y seguimiento. También asesoramiento, formación o edición de materiales de interés para cultivo de la trufa.

Pilar Alegría ha visitado también el Mercado de la Trufa de Graus, que cumple ahora su décimo aniversario. Una iniciativa que fue de las primeras de España, en torno a 1947 y que tras un tiempo en suspenso volvió a recuperarse, y uno de los pocos que trabaja directamente para el pequeño consumidor, según ha explicado José Vicente Girón. Ha señalado que la campaña de este año, pese a la falta de lluvias, garantiza la calidad y establece un precio de 900 euros al detalle, y quedando garantizada la cantidad.