El Pleno del Ayuntamiento de Teruel aprueba el incremento de las tasas municipales sin el apoyo de la oposición

Actualizado 02/11/2007 16:41:40 CET

TERUEL, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Ayuntamiento de Teruel ha aprobado hoy la subida de las tasas e impuestos municipales, un incremento que no ha contado con el apoyo de los partidos de la oposición. Aún así, con esta aprobación se modificarán 30 tasas del Ayuntamiento y cuatro de Gerencia de Urbanismo. La mayor parte de esas tasas subirán un 2,3 por ciento, para ajustarse al IPC de agosto, mientras que en otras, el incremento será de un 4,3 por ciento.

La portavoz del Partido Popular, Emma Buj, ha recordado en declaraciones a los medios de comunicación que "ha habido unanimidad en aquellas tasas que sólo subían un 2,3 por ciento", pero ha añadido que "no podemos apoyar que en un momento en el que nos cuesta más llegar a final de mes, y pagar las hipotecas, nos encontramos con el Ayuntamiento de Teruel nos quiere subir los impuestos que pagan las unidades familiares de forma regular y que contribuyen a subir la presión fiscal".

Buj ha afirmado que "esta subida no tiene como finalidad mejorar los servicios. Su finalidad es intentar que los turolenses paguen los platos rotos de la pasada legislatura". La edil ha recordado que "cuando gobernaba el Partido Popular el servicio de basuras tenía un déficit de unos 8.000 euros, y ahora ese déficit se ha multiplicado por 19. Teruel sale en las encuestas como la segunda ciudad más sucia de España y sin embargo el déficit crece. Hay menos Policía Local que antes, tenemos menos servicios y los impuestos no paran de subir".

El portavoz del grupo municipal de Chunta Aragonesista, Francisco Martín, ha explicado que "nosotros queríamos que se mantuviera en el IPC todo lo que afecta a todos los ciudadanos y que subieran aquellos impuestos que son para colectivos concretos, como son los cotos de caza o los vehículos pesados".

Por otro lado, el alcalde de la ciudad, Miguel Ferrer, ha insistido en que "la subida media es de 2,8, mientras que el IPC de este año está en el 3,6, pero nosotros tomamos como referencia el del mes de agosto". Además, ha manifestado que "se trata de una subida máxima, que pagarán muy pocos turolenses porque la mayoría son progresivos".

En todo caso, "todos somos conscientes de que en la ciudad de Teruel estamos muy bajos en el pago de impuestos. Si queremos una ciudad que nos dé determinados servicios, debemos tratar de acoplar impuestos a los servicios que queremos dar", ha considerado el primer edil.

Por eso, Ferrer ha asegurado que "es una subida realista, ya que muy pocos turolenses van a pagar el tipo máximo, la mayoría se van a quedar en la subida media, que es muy razonable" y, según Ferrer, "se va a notar muy poco en el bolsillo".

El portavoz socialista, Pedro Joaquín Simón, ha concretado en cifras lo que supondrá la subida de impuestos, afirmando que "la subida es de 21-24 euros en función de la tipología de la familia, el gasto que se haga de agua o el vehículo que se tenga, aplicando el 4,3 por ciento".

En cambio, si se aplica un incremento del 2,3 por ciento, como propone la oposición, "hablamos de unos 12-13 euros, así que la diferencia entre lo que plantea la oposición y lo que plantea el equipo de gobierno viene a ser de unos 10 euros, lo que supone poco para una familia de la ciudad en todo el año". Para Simón, "entrar en cuestiones de que si 10 ó 12 euros son excesivos, es relativo".

El dictamen que hoy se ha aprobado incluye, además de esos incrementos propuestos por el equipo de gobierno, las propuestas de la oposición como la mejora de bonificaciones en los precios de la Escuela Infantil, en el Impuesto de Bienes Inmuebles, en el impuesto de construcciones, así como la subida al 4,3 por ciento en las tasas de uso de cotos de caza, ocupación de suelo, subsuelo y vuelo de las vías públicas y vehículos de peso o tamaño superior al autorizado.