El pleno del Ayuntamiento de Teruel aprueba los presupuestos de 2010 con el voto en contra de la oposición

Actualizado 29/12/2009 16:05:23 CET

TERUEL, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Teruel aprobó hoy los presupuestos de 2010 con el único voto a favor del equipo de gobierno, formado por el Partido Aragonés y el PSOE. La oposición votó en contra de las cuentas porque las consideran "flojas" y porque "se repiten inversiones que después no se cumplen".

El Ayuntamiento de Teruel contará en 2010 con unos presupuestos que, en cifras globales, descienden un 4 por ciento respecto de este año. De esta forma, el presupuesto general consolidado que, incluye Ayuntamiento, Gerencia, Urban y Reviter, asciende a 55.551.257 euros, mientras que el presupuesto municipal es de 50.808.223 euros.

El equipo de gobierno lo calificó como "un presupuesto ajustado a la actividad económica del Ayuntamiento y que atiende a las necesidades de los turolenses", mientras que la oposición no puede estar más en contra.

De esta forma, la portavoz del Partido Popular, Emma Buj, señaló a los medios de comunicación que el presupuesto de Teruel para 2010 es "malo para la ciudad". Buj apuntó que desde que el Ayuntamiento de Teruel está gobernado por la colación PSOE- PAR "hemos tenido un incremento del gasto corriente de una media de 1,7 millones de euros" y eso a pesar de que "los ciudadanos constatan que el Ayuntamiento es excesivamente lento".

La popular criticó también el apartado de inversiones del Ayuntamiento de Teruel porque "las de 2009 se han empezado a ejecutar en noviembre, por lo que tenemos un Ayuntamiento muy lento". También porque "el equipo de gobierno no tiene ideas nuevas" y, por ello, "las inversiones se repiten año a año".

En este sentido, aseguró que "no se llegan a ejecutar" y apuntó casos como el conservatorio de música, la piscina de San León o la Vía Perimetral de Barrios que "todavía está pendiente de pagar y no está acabada: falta de estabilizar un talud, falta el carril bici". Además, manifestó que "si no se ejecutaban otros años, en este que son muy ajustadas y muy pobres, todavía dudamos más".

Por su parte, el portavoz de Chunta Aragonesista, Francisco Martín, destacó que los presupuestos del año que viene "son flojos". Además, rechazaron las cuentas públicas porque "no han tenido en cuenta ninguna de nuestras enmiendas", pero también porque "en el capítulo de ingresos hay algunas cuestiones pendientes de desarrollos urbanísticos que no están contrastados".

Martín reconoció que "hay mucha contención de gasto", pero recordó que "muchas partidas se repiten del año anterior"; al tiempo que aseguró que "la financiación de algunas inversiones depende de actos de fe de que lleguen cantidades de otras administraciones y no hay demasiados compromisos escritos".

"DIGNOS"

Sin embargo el alcalde de Teruel, Miguel Ferrer, defendió estos presupuestos al considerar que "son dignos y muy buenos". Para apoyar esta tesis indicó que "los ingresos del Estado en el Ayuntamiento de Teruel han bajado un 7,18 por ciento, pero el presupuesto sólo baja un 4 por ciento en global".

Ferrer también aseguró que es un presupuesto "muy ajustado" en el que todas las concejalías bajan sus partidas, excepto Educación y Servicios Sociales.

Por último, el portavoz del PSOE, Pedro Joaquín Simón no se sorprendió del voto en contra de la oposición y se preguntó de dónde saldría el dinero para poder acometer las inversiones que proponían los partidos de la oposición en sus enmiendas.

Simón concluyó afirmado que "una de las premisas oficiales para hacer estos presupuestos ha sido la austeridad y la contención del gasto, sin que eso incida en una merma de los servicios". Además, destacó que "hay 23 millones de euros en inversiones y aunque hay una pequeña reducción, llegarán 3 millones de euros del Plan de Empleo y hablamos de 40 obras en la ciudad".