Los polígonos empresariales de Aragón reclaman mejoras en telecomunicaciones y seguridad

 

Los polígonos empresariales de Aragón reclaman mejoras en telecomunicaciones y seguridad

Miembros de la Federación de Polígonos Empresariales de Aragón
CEPYME ARAGÓN
Actualizado 15/03/2017 13:58:42 CET

ZARAGOZA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Polígonos Empresariales de Aragón (FEPEA) ha reclamado mejoras en telecomunicaciones y seguridad, entre otros ámbitos, para la competitividad de las compañías que operan en estos espacios, que se acercan a los 350 en la Comunidad y que registran un índice de despoblación del 43 por ciento.

El presidente de la federación, Ignacio Almudévar, ha opinado que hay que "sacar del olvido" a los polígonos empresariales y "aunar esfuerzos" para solucionar los problemas comunes a todos, algo que requiere "de Administraciones de más envergadura que el ayuntamiento de cada pueblo".

Entre las cuestiones que más les preocupan, ha señalado la falta de instalación de banda ancha en el 75 por ciento de los mismos para disponer de Internet de alta velocidad, un servicio que es "fundamental en la era de la economía interconectada, tan vital como la luz y el agua" y cuya carencia "nos deja fuera de competitividad".

Así, el 76 por ciento de las empresas tienen que optar por la conexión ADSL ante la falta de oferta de fibra óptica, el 51 por ciento no llega a los 5MB de bajada y el 77 no alcanza los 3MB de subida. Con esta situación, desde la federación han considerado que resulta casi imposible que las empresas puedan apostar por la innovación, las nuevas tecnologías o la industria 4.0.

Almudévar ha comentado que han expuesto ante el Gobierno de Aragón esta necesidad, "pero, de momento, la solución no está" ya que los planes puestos en marcha dejan fuera al tejido productivo.

SEGURIDAD

Otra de las dificultades que ha planteado la FEPEA es la escasa seguridad de los polígonos. Su presidente ha manifestado que los principales problemas se dan en el medio rural, donde la Guardia Civil realiza un trabajo "muy efectivo", pero ha perdido muchos agentes en los últimos años.

Además, los destacamentos se encuentran en numerosas ocasiones a mucha distancia y su la capacidad de reacción es limitada. "Nos sentimos indefensos ante los robos y los incendios", ha asegurado la vicepresidenta de la Asociación de Empresarios y Propietarios de Polígonos Industriales de La Puebla de Alfindén (AEPPI), Mercedes Bueno.

Respecto a otras alternativas, han apuntado que la seguridad privada supone un alto coste económico y "si no tenemos banda ancha" tampoco se pueden implantar otros sistemas de protección.

Tras el incendio de Paterna (Valencia) en febrero de este año, la alarma ha cundido entre el empresariado de los polígonos. "Si un incendio de estas características sucediera en un polígono de Aragón alejado de las cabeceras comarcales, podríamos estar hablando de una catástrofe en términos de seguridad ciudadana y medioambiental", ha declarado el presidente de FEPEA, ya que las dotaciones de bomberos deben realizar igualmente grandes desplazamientos para intervenir.

Esto hace que "las empresas intenten acercarse a la gran capital para estar más seguras", lo que repercute negativamente en la vertebración del territorio, ha dicho Almudévar, para apuntar que "no queremos ver más carteles de 'se vende' en las compañías por problemas de seguridad".

SIN PERSONALIDAD JURÍDICA

La federación ha expuesto que no se pueden realizar acciones específicas de dinamización de estos espacios, a excepción de las iniciativas privadas de los empresarios, porque estos polígonos carecen de personalidad jurídica.

Por otra parte, las compañías instaladas en ellos deben soportar una importante carga fiscal que supone, por ejemplo, "pagar el doble que en Madrid", mientras que los servicios recibidos desde la Administración pública "son escasos", ha comentado Almudévar.

"Lo único que pedimos es recibir una contraprestación" y para eso ha propuesto elaborar una ley que permita el reconocimiento y apoyo a estos espacios, de la que esta organización dispone de un borrador y que también se puede apoyar en la experiencia de la Comunidad Valenciana y de Murcia. La primera está trabajando en una Ley de Gestión, Modernización y Promoción de las Áreas Industriales.

OTROS PROBLEMAS

La federación ha expuesto otras dificultades que sufren los polígonos, "que repercuten, no solo en la calidad del trabajo o el aspecto económico de las empresas ya asentadas, sino también en el atractivo" de nuevas compañías.

Una de estas es el acceso a estos espacios, muchos de ellos situados en puntos negros reconocidos y que causan importantes perjuicios económicos, cuando no se trata de vidas humanas. Esta organización ha recordado que diariamente se desplazan a los polígonos industriales de Aragón más de 40.000 personas.

En este sentido, una de las líneas de trabajo de la federación, con el apoyo de CEPYME Aragón, es la mejora de la seguridad vial tanto en accesos, como en circulación dentro de ciertos polígonos de la Ribera Baja del Ebro. Gracias a la concienciación de los empresarios y sus trabajadores se ha conseguido disminuir la siniestralidad en estas zonas un 75 por ciento.

Además, "en muchos casos, los problemas de transporte se podrían solucionar alargando el trayecto del transporte urbano hasta los polígonos en determinadas franjas horarias y frecuencias", ha señalado Almudévar.

CORTES DE LUZ

La FEPEA ha expuesto, igualmente, los perjuicios económicos que les causan la sucesión de cortes de luz periódicos en algunos polígonos. En ocasiones, han llegado a la paralización de la producción y cerrar turnos, con el riesgo de avería en arranques y la contratación de horas extraordinarias para recuperar los pedidos comprometidos.

"Sólo en los primeros diez primeros meses de 2016 se han recogido nueve cortes de suministro eléctrico en el Polígono de Pina de Ebro, que han afectado tanto a equipos, como a producción de la mayoría de las empresas", ha detallado el presidente de la Asociación de Industriales de la ribera Baja del Ebro (AIRBE), Javier Moreno.

Ha añadido que los primeros datos recogidos permiten estimar unos perjuicios en las empresas del polígono de más de 95.000 euros. En otros polígonos de la provincia de Zaragoza se calculan pérdidas anuales de más de 120.000 euros.

Además, "la recogida de basuras o el simple reparto del correo se suman a los problemas estructurales que sufrimos", ha dicho Almudévar, que ha incidido en que este conjunto de circunstancias implican "una importante falta de competitividad con respecto a las Comunidades colindantes" y que hace que "Aragón pierda posicionamiento para atraer nuevas empresas".

"Nos hemos reunido con diversas instituciones públicas para tratar de mejorar alguno de los problemas, pero todo esfuerzo es poco" y "la situación sigue siendo muy complicada", ha concluido Almudévar.


La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies