El PP critica al Gobierno de Aragón por "dejar fuera a varias entidades sociales" en el reparto del 0,7% del IRPF

Publicado 28/03/2018 15:00:34CET

ZARAGOZA, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

El grupo del Partido Popular (PP) en las Cortes de Aragón ha criticado al Gobierno de la Comunidad por "dejar fuera a varias entidades sociales" en el reparto de subvenciones para la distribución del 0,7 por ciento del presupuesto de lo que el Estado recauda en la Comunidad a través del IRPF.

En una nota de prensa, el PP ha detallado que los Hermanos de la Cruz Blanca, Cáritas de Barbastro-Monzón y Tarazona, o ASPACE en Zaragoza son algunas de las entidades que ya han dejado de percibir estas ayudas.

Los 'populares' han lamentado que los perjudicados directos "son grupos de población desfavorecidos entre los que se encuentran personas en riesgo de exclusión, con situaciones de urgencia asistencial, familias sin hogar, mujeres con dificultades para su inserción sociolaboral, pacientes con VIH que precisan de cuidados especiales o madres solteras que venían recibiendo ayuda a través de diversas entidades, asociaciones, fundaciones y organizaciones.

La portavoz del PP en la Comisión de Ciudadanía y Derechos Sociales de las Cortes de Aragón, Ana Marín, ha defendido este miércoles una propuesta para que el Gobierno autonómico aprobara un procedimiento de concesión directa de subvenciones para las entidades que se han quedado fuera de ese reparto, iniciativa que ha sido rechazada.

Marín ha evidenciado que "existen mecanismos legales para solucionar este problema, pero lo que han demostrado PSOE, Podemos e IU es que no tienen voluntad política, que no quieren", para apuntar que "nunca ha habido problemas con este reparto" hasta ahora.

FÓRMULA DE REPARTO

El PP ha explicado que en el impreso del Impuesto de la Renta sobre las Personas Físicas (IRPF) hay dos casillas dónde el contribuyente puede elegir si destina el 0,7 por ciento de lo que ingresará en la hacienda pública a la Iglesia católica o a las entidades sociales.

Hasta el año 2016, era la Administración General del Estado la encargada del reparto de ese 0,7 por ciento a las entidades sociales, pero desde 2017 la distribución de esos recursos la realizan directamente las Comunidades autónomas.

En Aragón, este cambio ha supuesto que el Ejecutivo que preside Javier Lambán está repartiendo 8,9 millones de euros a las organizaciones no gubernamentales.

Otro dato relevante es el aumento del presupuesto de la consejería de Ciudadanía y Derechos Sociales en 26,6 millones de euros para 2018, respecto a 2017.

"Un margen más amplio que tampoco han revertido en una atención social de mayor calidad y, de hecho, un 23 por ciento de las familias aragonesas, según datos del Instituto Aragonés de Estadística de 2016, tienen dificultades o muchas dificultades para llegar a fin de mes", ha glosado Marín.

Ha añadido que esto supone que "prácticamente una de cada cuatro familias", algo que "evidencia el incumplimiento de parte del compromiso del Gobierno aragonés de recuperar las políticas sociales".

Contador