El PP insta a Giner a "reflexionar sobre sus errores" al bajar las votaciones en los presupuestos participativos

La concejal del PP, Patricia Cavero
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 11/07/2018 17:48:44CET

ZARAGOZA, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

La concejal del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Zaragoza, Patricia Cavero, ha mostrado su "profunda decepción y preocupación" por el descenso del 10 por ciento en las votaciones en los presupuestos participativos y ha considerado que la consejera municipal de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto, Elena Giner, "debería reflexionar sobre sus errores".

Cavero ha recordado que el porcentaje de participación del año 2017 ya fue "muy bajo" --el 1,07 por ciento y este año un 0,966 por ciento -- y ha considerado que "esos errores que nunca quiso corregir Elena Giner y la exclusión partidista de algunos proyectos presentados por los ciudadanos son el origen del desinterés y de la escasa participación registrada en una ciudad con casi 700.000 habitantes".

Ha lamentado que, en estos dos últimos años, el Gobierno de Zaragoza en Común (ZEC) no ha conseguido implicar a los ciudadanos y han opinado que "mucho tiene que ver con su decisión de no escuchar y no corregir los problemas de los que llevamos mucho tiempo alertando".

Patricia Cavero ha recordado que "no se incorporaron las propuestas que hicimos desde el Grupo Municipal Popular para mejorar y facilitar la participación en el proceso" y, por contra, "se tomaron decisiones políticas que generaron mucho malestar como el filtrado y la exclusión de las propuestas que no les gustaban en ZeC".

Por estas razones, ha asegurado que, desde el punto de vista de la participación ciudadana, "los presupuestos participativos han supuesto un nuevo fracaso político de quienes decían ser expertos en participación y se van a marchar del Ayuntamiento habiendo quitado a la gente las ganas de participar".

Finalmente, ha instado al Gobierno de Zaragoza y, en concreto, al área de Participación Ciudadana, a empezar a trabajar sin demora en la ejecución de los proyectos aprobados para evitar que el dinero se quede sin gastar con en anteriores ocasiones.