El PP pedirá informes sobre las obras de la calle don Jaime I ante la "peligrosidad" y la "falta de previsión"

Obras en la calle don Jaime I.
EUROPA PRESS
Publicado 20/08/2018 14:07:39CET

ZARAGOZA, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

El PP en el Ayuntamiento de Zaragoza pedirá informes que garanticen la seguridad peatonal tras las obras que se están acometiendo desde este lunes en la calle Don Jaime I de la capital aragonesa, ante la "peligrosidad" de las mismas y la "falta de previsión" por parte de Zaragoza en Común (ZEC).

Así lo ha explicado el concejal en el Consistorio, Ángel Lorén, quien ha asegurado que desde el Partido Popular están "tremendamente preocupados" por la "capacidad de improvisación de ZEC", que anunció las obras el pasado viernes, 17 de agosto, y hoy, día 20, ya se han iniciado.

En concreto, la actuación pretende elevar la calzada hasta la altura de la acera en el tramo comprendido entre el paseo Echegaray y Caballero y la calle Espoz y Mina. La operación tiene un coste de 175.000 euros.

"A esa capacidad de improvisación de ZEC se ha incorporado la existencia de informes desfavorables que desaconsejan la realización de esta obra", ha transmitido Lorén para añadir que el PP "ha solicitado al coordinador del Área de Urbanismo que proporcione los informes de movilidad y tráfico", y de ser realmente desfavorables "se planteará seriamente solicitar que se paralicen las obras".

En este sentido, ha remarcado, las obras de la calle Don Jaime I se enfrentan a "informes desfavorables, a un plan de movilidad que afecta a los vecinos, con quienes no se ha contado en absoluto" y a la "falta de previsión" por parte del equipo de gobierno.

Lorén ha puesto de manifiesto que no se ha consultado con vecinos, pero tampoco con asociaciones como la ONCE, quien dispone de documentos que "van en contra" de este tipo de obras, ya que pueden suponer un problema para personas con discapacidad visual.

RETORNO

El concejal del PP ha lamentado que no se hayan "hecho públicos" los documentos con las afecciones y el plan de movilidad de las obras, por lo que, una vez más, ha dicho, la actuación del equipo de ZEC se debate entre la "incapacidad o la mala fe". "Es una duda permanente: si la gestión del gobierno de la ciudad es de incapacidad o de mala fe", ha subrayado.

Asimismo, Lorén ha opinado que el gobierno "se ha dado cuenta de que casi ha concluido la legislatura y, hasta la fecha, no habían realizado ninguna obra", por lo que "al alcalde se le ocurre empezar una obra al acabar las vacaciones para que los ciudadanos se encuentren en su retorno con una obra no recomendada, con informes desfavorables y absolutamente improvisada".

Ahora, ha mantenido el concejal 'popular', "el Ayuntamiento tiene que aclarar a los zaragozanos si lo que pretende es eliminar los autobuses definitivamente de la calle Don Jaime" y "si cerrará al tráfico la calle al conocer la peligrosidad que va a tener" la citada plataforma.

Por último, desde el PP han pedido "sensatez" ante la "improvisación y la falta de previsión" porque "las ocurrencias del alcalde tienen un precio muy alto para los zaragozanos". "El alcalde no hace nada por Zaragoza, pero cuando se le ocurre algo al final es un lastre para los zaragozanos", ha añadido.

FIRME

El firme de la calzada se realizará en hormigón con fibras de acero con cortado posterior haciendo dibujo de losas de 40 por 60 centímetros. En las aceras se repondrán los pavimentos de material igual o similar a los existentes, y se repararán los tramos de baldosas y bordillos que se encuentren deteriorados.

La obra ha comenzado este lunes con los trabajos de señalización y se prolongará durante todo el mes de septiembre, con la previsión de concluir antes de las fiestas del Pilar.

Mientras, el servicio de autobús verá alterado el recorrido de las líneas 39, 35, 28 y 29, que se derivarán por San Vicente de Paúl para volver al Coso. El final de línea de la 28 será en Coso Bajo y la parada de La Seo al lado de la fuente de Goya será reemplazada, temporalmente, por otra situada detrás del Arzobispado.