PP pide congelar tasas e impuestos y compensar la recaudación con reducción de altos cargos

Actualizado 22/10/2010 15:03:41 CET

ZARAGOZA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del grupo municipal del Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento de Zaragoza, Dolores Serrat, ha solicitado que se congelen las tasas e impuestos para el 2011 y que se compense la merma de ingresos con la reducción de altos cargos.

Serrat ha presentado este jueves ante el registro del Ayuntamiento los votos particulares del grupo municipal popular en los que solicita la congelación de las tasas e impuestos esenciales --como el agua, la recogida de basura, las prestaciones domiciliarias y las escuelas infantiles-- frente a la propuesta del equipo de gobierno PSOE-PAR de subir el 1,8 por ciento y que en el caso del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) no residencial se eleva al 20 por ciento para empresas cuyo valor catastral supere el millón de euros y la subida de entre el 20 y el 52 por ciento en el Impuesto de Actividades (IAE) Económicas.

En declaraciones a los medios de comunicación, Serrat ha expresado su disconformidad con la propuesta del equipo de gobierno que ha calificado de "afán recaudador para pagar una mala gestión".

A su parecer, es "especialmente grave" la subida del IBI no residencial y del IAE porque dado el momento de crisis económica "es una barbaridad que afectará a la competitividad y dinamismo de las empresas".

Así, ha defendido que ante la situación de crisis económica aplicar una subida del IPC "no es una congelación, sino una subida real" y ha recalcado que el PP "pide una subida cero" para recordar que "es lo que se hace" en ciudades como Barcelona, Málaga o Bilbao.

"Sería bueno para dinamizar la economía y el consumo y que además permitiría que las familias lleguen a fin de mes" por lo que ha reclamado al alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, que "haga un esfuerzo en la gestión económica en favor de las familias zaragozanas".

Ante la propuesta del grupo municipal de Chunta Aragonesista (CHA) de aplicar una subida del IBI no residencial del 10 por ciento, Serrat ha sentenciado que "ni el 20, ni el 10 por ciento son buenos para la economía y desde el PP pedimos al resto de los grupos que se sumen a nuestra propuesta de congelación de tasas e impuestos".

Así, ha avanzado que el grupo municipal del PP votará en contra de la propuesta del equipo de gobierno y de la de CHA al insistir en que la merma de ingresos por tributos del Ayuntamiento se "puede extraer de la reducción del gasto de altos cargos".