El PP pide a ZEC actuar ante el aumento de la suciedad por el botellón y la limpieza urgente de las riberas

Suciedad en las riberas del Ebro a causa del botellón
PP ZARAGOZA
Publicado 14/07/2018 12:12:09CET

ZARAGOZA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, Sebastián Contín, trasladará a la próxima Comisión de Servicios Públicos las quejas de numerosos vecinos por el aumento de la suciedad en las riberas como consecuencia del botellón y pedirá al consistorio que actúe mediante una limpieza urgente en esas zonas.

Contín ha explicado que "con la llegada del verano, el botellón ha aumentado durante los fines de semana, dañando los espacios públicos de la ciudad que quedan impracticables para los ciudadanos al día siguiente".

En una nota de prensa, ha lamentado que "los restos de basura, vasos y botellas aparecen por la mañana en bancos, jardines y demás mobiliario urbano impidiendo el disfrute de diversas zonas de las riberas". Por eso, el edil del PP ha planteado "la necesidad de reforzar las tareas de limpieza a primera hora de la mañana, antes de que las familias salgan a disfrutar de sus paseos junto al río".

Sebastián Contín ha recordado que no es la primera vez que el Grupo Popular reivindica medidas para paliar este problema, sin embargo, "no se ha hecho nada para solucionarlo, perjudicando a numerosos zaragozanos desde la indolencia del Gobierno de la ciudad".

"Los botellones espontáneos son un problema para los vecinos por el ruido, por la suciedad, por el mal ejemplo para los más pequeños, por la salud de los jóvenes y por la inseguridad que generan en las zonas donde se producen", ha esgrimido el concejal 'popular'.

Para el grupo municipal del PP, "éste es uno de esos problemas reales que tiene Zaragoza y que su alcalde, Pedro Santisteve, soslaya", para advertir de que "el botellón en verano llega a reproducirse cada día de la semana, hasta el punto de que ya hay hasta macro-botellones organizados en horas y lugares concretos".

Contín ha considerado una "lástima" que el Gobierno de la ciudad "no tenga voluntad alguna de solucionarlo en sus tres vertientes principales como institución pública: velando por el consumo responsable, evitando la generación de residuos y limpiando el entorno a su término".