El PP-Teruel decidirá si Blasco, que ha puesto su cargo a disposición del partido, sigue siendo su presidente

Actualizado 11/03/2008 16:07:19 CET

TERUEL, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Partido Popular celebrará el viernes un Comité Ejecutivo provincial en Teruel, donde unas 80 personas de toda la provincia, cargos del PP, analizarán el resultado de las elecciones. El presidente del partido en Aragón, Manuel Blasco, que ha puesto su cargo a disposición del partido, ante los malos resultados electorales, manifestó que "si al final del análisis se considera que la responsabilidad es mía y que hay que cambiar de caras, seré el primero en facilitar ese cambio".

En este sentido, agregó que "si al final, la mayoría opina que la responsabilidad no es mía, aguantaré hasta el próximo congreso y hasta que Rajoy diga lo que tenga que hacer respecto a la provincia de Teruel".

El PP, en la circunscripción de Teruel, que conserva su diputado de los anteriores comicios, logró el pasado domingo 34.127 votos, el 39,87 por ciento, mientras que en 2004 obtuvo 35.920 votos, el 40,83 por ciento.

Blasco señaló que "en una empresa, si al final de año los resultados son malos, el Consejo de Administración analiza si el gerente lo ha hecho bien o no, si se tiene que marchar del cargo o si lo ratifican en el mismo". Así que Blasco pone su cargo a disposición del partido, "ahora no hay congresos, podría haber esperado a que los hubiera para hacerlo, pero creo que es cuestión de higiene democrática dar la posibilidad a los dirigentes de la provincia de esta formación política, que aspiraba a ganar las elecciones y las ha perdido".

Lo que pretende Manuel Blasco es "dejar a esos dirigentes la posibilidad de que me ratifiquen en el cargo o piensen en otra persona", y es que él considera que "hay que asumir que hemos perdido las elecciones, en una provincia en las que la tenía que haber ganado". Por eso, no duda de que su postura "es lo que me toca hacer en este momento", ya que "si alguien tiene esa responsabilidad es el presidente del partido".

De ahí que considere que "si la culpa es mía, se busca a otro y empezamos de cero. Si la culpa no es mía, me quedo más tranquilo y sigo en la dirección del partido. Pero hay que dar la oportunidad de que los cargos del partido, y cuando llegue el congreso, los afiliados opinen. Uno no puede escudarse en el aparato del partido y en el que se atreva que hable. Hay que dar libertad a la gente para que hable".

De momento, no aventura un resultado del encuentro del viernes, en el que, según el propio Manuel Blasco, "puede pasar de todo", pero tiene claro que "al final es cuestión de que en ese encuentro la gente hable, decida qué es lo mejor para el partido, y para que salga a ganar la Liga las próximas elecciones".

De hecho, Blasco ya tiene la mente puesta en los comicios de 2011, por lo que "no podemos perder el 2008 en discusiones, hay que afrontar este proceso cuanto antes. Es el momento, porque quedan tres años, porque hay que presentar un gran candidato para luchar contra Marcelino Iglesias en el 2011 si queremos hacer algo por Aragón". En su opinión, el presidente del Gobierno aragonés "lo está haciendo francamente mal, estamos perdiendo el tiempo, así que hay que ilusionar al electorado con una oferta que tenemos que mejorar".

De momento, el teléfono de Manuel Blasco ha sonado mucho esta mañana. Según dijo, "he tenido llamadas de los que apoyan lo que he hecho, los que no lo apoyan, de momento están callados".


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies