El presidente del Gobierno de Aragón dice que "Puigdemont no puede ser presidente" de la Generalitat

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán.
EUROPA PRESS
Publicado 17/01/2018 13:43:55CET

ZARAGOZA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha aseverado este miércoles que el expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, "no puede ser presidente" de la región vecina en la nueva legislatura autonómica.

En declaraciones a los medios de comunicación, Javier Lambán ha considerado que "dadas las circunstancias, a lo único que podemos aspirar los españoles partidarios de la Constitución es a que se respete la legalidad; más allá, del actual Parlamento y el Gobierno --catalán-- no cabe esperar nada".

También ha aludido al acuerdo alcanzado por los partidos independentistas para la Presidencia de la Mesa del Parlamento catalán, que se constituye este miércoles, expresando que "la persona que va a ser nombrada no reúne los mejores requisitos para asegurar una legislatura en la que se vuelva a intentar el diálogo". El diputado de ERC Roger Torrent es el nuevo presidente del Parlamento catalán.

"Las soluciones las tenemos que aportar desde el resto de España" porque este "no es un problema catalán, es el principal problema de España y es España la que debe aplicarse a encontrar el remedio más oportuno".

CONFERENCIA DE PRESIDENTES

Por otra parte, Javier Lambán ha opinado que "hasta hoy la Conferencia de Presidentes --celebrada en 2017-- no ha servido para nada".

Ha dicho que él acudió "con las mejores intenciones" y que Aragón "hizo una aportación generosa", pero posteriormente se declaró "escéptico". Aunque ha recibido críticas del PP por este escepticismo los hechos le han dado "la razón", ha aseverado.

Se ha mostrado preocupado por la Conferencia de Presidentes, indicando que es partidario de una reforma constitucional para que España tenga una cámara de representación territorial. "A falta de esa reforma siempre he pensado que teníamos que confiar en la conferencia y darle legitimidad política, entidad, pero el encuentro del año pasado "no ha sido un paso adelante, sino un paso hacia atrás".