La primera fase del Plan de Sijena comenzará en 2019 y permitirá abrir la zona expositiva "como cualquier museo"

El director general de Cultura, Nacho Escuín, con Pemán y Franco.
EUROPA PRESS
Publicado 11/04/2018 15:35:21CET

ZARAGOZA, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

La primera fase del Plan Director del Real Monasterio de Santa María de Sijena comenzará a ejecutarse en 2019 y las actuaciones durarán más de un año. La zona expositiva abrirá de martes a domingo en horario de mañana y tarde, "como cualquier otro museo" del Gobierno de Aragón, ha indicado el director general de Cultura, Nacho Escuín.

El director general, acompañado por los arquitectos responsables del proyecto, Luis Franco y Mariano Pemán, ha presentado este miércoles el Plan Director. Escuín ha señalado que estos trabajos multiplicarán por tres el espacio expositivo y ha recalcado que el proyecto respeta "todo el valor" que tiene el Real Monasterio, situado en el término de Villanueva de Sijena (Huesca) desde el punto de vista arqueológico, así como la actual y "espectacular" puesta en escena museológica.

Se generará "un espacio ideal para la muestra de los bienes" en una área que, cuando concluyan todas las fases, tendrá 7.000 metros cuadrados incluyendo los espacios abiertos, como el aparcamiento. Ha resaltado la "muy buena" relación con las hermandades religiosas vinculadas al cenobio. Las piezas que se podrán ver corresponden al patrimonio de Sijena que estaba depositado en el Museo de Lérida y en el Museo Nacional de Cataluña.

La propuesta para esta nueva fase es "compatibilizar la vida monástica con la visita al monumento", ha comentado Franco, resaltando que la presencia de una hermandad en el monasterio "está aportando vida al monumento, que tiene valores patrimoniales que mostrar".

Además, se diseñarán recorridos "no invasivos" con una continuidad para que las visitas no sean interrumpidas y se crearán las condiciones ambientales necesarias para exponer los bienes "sin alterar los valores materiales que tiene este espacio" y con un relato único.

Actualmente, se puede visitar en horario de viernes a domingo, ampliándose el horario tras la primera fase, ha insistido Franco, quien por otra parte ha indicado que todo el proyecto estará terminado en cuatro o cinco años.

DOÑA SANCHA

El presupuesto de la primera fase, centrado en el denominado Palacio de Doña Sancha, es de tres millones de euros y permitirá pasar a un total de 1.100 metros cuadrados. Habrá salas polivalentes para proyecciones videográficas y reuniones, tales como seminarios.

Esto supondrá multiplicar casi por 3 el espacio dedicado a la exhibición de las piezas, que estarán conservadas en vitrinas con una climatización independiente en un espacio de 610 metros cuadrados, frente a los 230 de los antiguos dormitorios.

Las dependencias de Doña Sancha se encuentran en un espacio contiguo al ala norte de los dormitorios, y en la actualidad se encuentran sin cubrir, como un espacio arqueológico que deja a la vista los restos de muros y arcos que se habían conservado de fechas anteriores al siglo XV.

En este espacio, que permitirá disponer de un acceso directo desde el exterior abriendo una puerta en el muro de cerramiento, se construirá una cubierta ligeramente inclinada. Estas dependencias se dividirán en dos partes y dos alturas, unidas por una rampa y un montacargas.

En la zona más próxima a los antiguos dormitorios se ubicará un vestíbulo y la recepción, los aseos y un almacén de obras de arte, que servirá también de sala de restauraciones. La otra parte mantendrá los arcos existentes, que son los elementos que condicionan el cubrimiento de este espacio por su arranque a gran altura. Aquí se situarán unas vitrinas y unos espacios encajonados para completar la exposición de las piezas con control climático.

Este museo queda comunicado por ambos extremos con la nave de los dormitorios por unas puertas ya existentes, de modo que se puedan realizar distintos itinerarios de visitas, incluido el itinerario que comienza su recorrido en la puerta principal del Monasterio.

Además de la recuperación de dependencias para la muestra, este plan supone también intervenir en la parte monumental, añadiendo una cubierta a este espacio, pero respetando muros y arcos. De esta manera, se trata de combinar arquitectura y arqueología.

PRIMERA REHABILITACIÓN

El arquitecto Luis Franco ha expresado que el primer trabajo de rehabilitación, en el siglo XX, implementado por el Gobierno de Aragón y la Fundación CAI, comenzó con unos estudios previos de conocimiento del monumento desde distintas especialidades. "Entonces era una ruina", ha dicho.

En aquella época se llevó a cabo un estudio del subsuelo, petrológico, de todas las marcas que habían quedado a lo largo del tiempo, y se elaboró un estudio histórico del monumento, estableciendo unas hipótesis evolutivas y una estrategia de intervención basada en la recuperación del claustro y el mantenimiento del orden constructiva inicial.

En el año 2000 se acometió la reforma de las naves de los dormitorios y el claustro partiendo del "esqueleto", que respondía al orden inicial. Entonces se detectaron problemás con el agua y se redujo, mediante un sistema de drenaje, el nivel freático "a niveles aceptables", por debajo de las cotas de cimentación; también se estabilizaron todos los muros "respetando las huellas que el tiempo había ido dejando" y se cubrieron las naves con una cubierta neutra, cerrando el espacio.

En las siguientes fases del plan director está previsto actuar en la mejora del claustro, en la iglesia y en las naves oeste y norte, además de los accesos.

La actuación en este monumento es una de las iniciativas del Gobierno de Aragón para recuperar el patrimonio aragonés. Se está trabajando en una Ruta de los Panteones de los reyes de Aragón existentes en la Comunidad, que incluye los monasterios de San Pedro el Viejo, en Huesca, San Juan de la Peña y el propio monasterio de Sijena, primera sede del Archivo de la Corona de Aragón.

PIEZAS RECUPERADAS

En la actualidad, el monasterio muestra las piezas que permanecían depositadas en el Museo de Lérida y que fueron recuperadas el pasado 11 de diciembre por orden del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Huesca. También se pueden ver las que se encontraban en el Museo Nacional de Arte de Cataluña.

Los bienes artísticos y religiosos pueden visitarse los viernes y sábados, de 10.00 a 14.30 y de 16.00 a 19.00, y los domingos en horario de 12.00 a 14.30 y tardes de 16.00 a 19.00.

El Gobierno de Aragón ha invertido ya en esta legislatura medio millón de euros en rehabilitar los antiguos dormitorios y la sala capitular del monasterio de Sijena, que se encuentran en perfectas condiciones y que ha permitido que en la actualidad puedan ser visitados.