Los productores de porcino muestran su preocupación por su futuro por la falta de ayudas para renovar sus explotaciones

Actualizado 10/12/2010 16:06:01 CET

TERUEL, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los productores de porcino de Teruel, a través de la Asociación de Criadores de Porcino de Teruel (ACRIPORTE) han mostrado hoy su preocupación porque en el año 2013 entrará en vigor una nueva normativa europea que implicará que se realicen numerosas reformas en sus explotaciones para garantizar el bienestar animal. Unas obras que, según el presidente de la citada asociación, Jerónimo Carceller, van a suponer un elevado coste y para lo que no están recibiendo ayudas de la Diputación General de Aragón.

Carceller ha indicado que muchas explotaciones "tendrán que reformarse al 100 por ciento" para dar cumplimiento a esa normativa. También ha criticado que mientras desde el Gobierno de Aragón ya se les ha anunciado que "van a ser drásticos" al exigir el cumplimiento de esta norma, no se les está ofreciendo ayudas para afrontar la elevada inversión que requerirá en muchos casos.

En este sentido, ha asegurado que "hay comunidades autónomas que llevan entre 3 y 5 años dando subvenciones del 50 por ciento para llevar a cabo estas reformas". En el caso de Aragón, "no tenemos nada, sacan unas pequeñas partidas porque el Departamento no tiene dinero o no puede, no sé". Así que ha afirmado que "la única salida que tenemos en esta provincia es que nos ayude el Plan Especial".

Carceller tampoco "entiendo a dónde quieren llegar" con a las exigencias de la Unión Europea en materia de bienestar de los animales. Más bien, cree que "es una manera de poner barreras. Los países del norte han dado subvenciones muy fuertes de cara al bienestar animal. Es una forma de decir yo produzco de otra manera y tú no puedes hacerlo". Y es que, ha asegurado que "no van a poder frenar la entrada de carne de otros países, porque la gente compra por precio".

Además, el presidente de ACRIPORTE ha recordado que el sector atraviesa una dura crisis; a la que vive la economía mundial, en el caso de los productores de porcino hay que añadir la carestía de las materias primas y la falta de demanda en el mercado.

Carceller ha hecho estas declaraciones tras la firma de un convenio de colaboración con la Diputación de Teruel (DPT) para facilitar el desarrollo del Plan de Gestión de Residuos Ganaderos en la provincia. Así, los ganaderos reciben el apoyo económico de la DPT a través de una línea de subvención del 30 por ciento de los gastos causados por la recogida y transporte de residuos, así como por la compra de los contenedores homologados necesarios. La ayuda tiene un presupuesto este año de 15.000 euros.

Los interesados tienen el apoyo de la ACRIPORTE para la tramitación de la documentación necesaria, el suministro de contenedores homologados y el almacenamiento intermedio de estos materiales, cuyos puntos se encuentran en La Codoñera, Valderrobres, Peñarroya de Tastavins, La Cuba, El Poyo del Cid y Torres de Albarracín. Jerónimo Carceller ha subrayado que, en la actualidad, dan servicio a más de 2.700 explotaciones en toda la provincia.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies