La provincia de Teruel amplía su oferta turística con el nuevo Centro de Visitantes del Acueducto Albarracín-Gea-Cella

Actualizado 28/04/2011 19:03:27 CET

GEA DE ALBARRACÍN (TERUEL), 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, acompañado por el consejero de Ciencia, Tecnología y Universidad, Javier Velasco, ha visitado en Gea el Centro de Visitantes del Acueducto Romano Albarracín-Gea-Cella que abrió sus puertas al público el 16 de abril. Con este nuevo espacio, la provincia de Teruel, y especialmente la Comarca de Albarracín, ha visto ampliada su oferta turística.

La inversión realizada asciende a 900.000 euros, gracias al convenio suscrito entre la Diputación de Teruel y el Gobierno de Aragón con motivo de la celebración de la Exposición Internacional de Zaragoza en 2008.

El nuevo Centro de Visitantes tiene como objetivo dar a conocer una de las mayores obras de ingeniería de la época romana. El acueducto Albarracín-Gea-Cella fue construido a lo largo del siglo I después de Cristo y tiene una longitud aproximada de 25 kilómetros, lo que le convierte en el más largo de este tipo en España. Discurre por galerías excavadas en la roca, tramos subterráneos y una parte al aire libre.

Se construyó para abastecer a la ciudad romana construida en Cella. Frente al centro se encuentran dos tramos del acuerdo acueducto romano, el de la Cañada de Monterde y el Barranco de los Burros, ambos visitables.

El Centro se articula sobre un muro de bloques de piedra que deja ver el acueducto en algunas de las zonas. En una de las salas, se proyecta un documental sobre el acueducto y otras obras hidráulicas de la época romana, mientras que en otra de las estancias se informa de las diferentes formas de trabajo de los ingenieros romanos.

PLAN EXPO

El acuerdo que ha permitido financiar esta obra, firmado con motivo de la celebración de la Expo de 2008, ha supuesto realizar una inversión global de 6 millones de euros en la recuperación del Patrimonio Histórico Hidráulico de la provincia turolense, en varios proyectos como las hoces del Mijares; el centro de formación ambiental y punto de información turística de la Laguna de Gallocanta; el plan de intervención en el patrimonio hidráulico de la cuenca del río Jiloca; la creación de la ruta de obras hidráulicas históricas del Bajo Aragón y la exposición itinerante sobre el río Aguasvivas.