El PSOE considera que el proceso de presupuestos participativos "roza el desastre"

 

El PSOE considera que el proceso de presupuestos participativos "roza el desastre"

El concejal del PSOE, Roberto Fernández
EUROPA PRESS
Publicado 21/04/2017 18:40:32CET

ZARAGOZA, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

El grupo municipal Socialista en el Ayuntamiento de Zaragoza ha estimado que el proceso de los presupuestos participativos, que ha terminado este jueves con el recuento de los votos que han obtenido las propuestas presentadas, "roza el desastre y no aporta ningún elemento que nos haga sentir satisfacción" por el resultado de esta consulta ciudadana que ha impulsado la concejal de Participación, Elena Giner.

Los socialistas consideran que un llamamiento que ha movido al 1,07 por ciento de las personas empadronadas en los distritos urbanos, mayores de 14 años, "no es ningún éxito y mucho menos si se tiene en cuenta que la titular del área de Participación ha utilizado los recursos técnicos y humanos de la Administración desde finales del año pasado", ha explicado el concejal socialista de Participación Ciudadana, Roberto Fernández.

Fernández ha advertido de que los proyectos se pueden frustrar por muchas causas, "pero quizá la más triste es la que reúne la precipitación y la falta de maduración de lo que se quiere hacer, que es lo que ha pasado en este proceso". "Hasta el propio portavoz de Zaragoza en Común, Pablo Muñoz, expresó públicamente sus dudas de que los proyectos aprobados se puedan cumplir", ha agregado.

En una nota de prensa, el PSOE ha manifestado que ninguno de los grupos municipales en el Ayuntamiento vio con malos ojos la posibilidad de poner en marcha un proceso de presupuestos participativos, "pero se trata de cambios en el comportamiento social que exigen mucha dedicación, mucha preparación y mucho tiempo".

"Como Giner no ha querido hacer caso a ninguna de estas reflexiones, se encuentra que cuatro meses largos después de lanzar su idea, el 1,07 por ciento de la población secunda su iniciativa, una participación insignificante, que es compatible con la idea de fracaso, y con la idea de ridículo si nos atenemos a muchas votaciones presenciales que en algunos casos no han pasado de las 24 personas".

"Dentro de todo este marasmo, la participación en el último tramo del proceso, tal y como propuso el PSOE, se canalizó a través de las Juntas de Distrito, de las que tanto recelaba Giner, poniendo cordura y organizando el trabajo, no sólo de la votación, sino de la organización de las 113 propuestas elegidas finalmente", ha dicho Fernández.

"ERROR DE CONCEPCIÓN"

En este punto, ha alegado que la participación ciudadana es una disciplina "compleja", que requiere "mucha sensatez, tener en cuenta muchos equilibrios y sensibilidades, además de ofrecer procesos claros, que susciten el interés de los ciudadanos".

Sin embargo, "un error de concepción" como el que ha ocurrido en Zaragoza, ha propiciado que, partiendo del respeto a todas las manifestaciones expresadas, "hayan triunfando propuestas de intervención en las que pesa más el interés concreto de un sector o una entidad bien organizada, que el bien común del barrio o de la ciudad".

Asimismo, el primer presupuesto participativo, tal y como se ha desarrollado, ha servido "para dar un zarpazo de muerte a las asociaciones vecinales, mostrándolas muy vulnerables a la hora de representar los intereses colectivos de los barrios", ha concluido Roberto Fernández.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies