La responsable de Medio Ambiente de la CREA dice que las empresas turolenses cumplen la normativa ecológica

Actualizado 19/09/2007 21:50:36 CET

TERUEL, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las empresas de Teruel cumplen prácticamente al cien por cien las normativas y leyes medioambientales, según afirma Loreto Beltán, que es responsable del Área de Medio Ambiente de la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA) y que ha sido la encargada de impartir una jornada sobre Medio Ambiente y Empresa a un nutrido grupo de empresarios de la comarca de Calamocha.

Siempre hay alguna excepción de alguna empresa que no cumple la normativa en su totalidad, si bien es cierto --asegura Beltrán-- que en la mayoría de los casos no es por falta de concienciación empresarial, sino porque es imposible cumplirla porque la ley está mal planteada. "A veces se legisla sin conocer al detalle algunas cuestiones e intentar luego cumplir las exigencias es materialmente imposible porque no existen los medios", asegura.

Los residuos industriales no peligrosos son, a juicio de la profesora, el tema medio ambiental que más problemas plantea entre las empresas turolenses. Mientras que los residuos peligrosos siempre han estado mucho más controlados, los industriales no peligrosos siempre han estado un poco más dejados.

Hace tiempo, estos residuos eran tratados como residuos urbanos y se depositaban en los vertederos. Ante la prohibición de verterlos en estos puntos, ha surgido el problema de la falta de espacios para depositarlos "porque en Aragón hay muy pocos puntos para este fin". Este sería un ejemplo de incumplimiento de la ley por falta de medios, agrega la experta.

También las centrales de Andorra y Escucha cumplen a rajatabla las leyes medioambientales. Beltrán explica que el comercio de derechos de CO2 sí que supone un desembolso económico para muchos empresarios, especialmente para las eléctricas a las que no se les conceden todos los derechos de emisión que solicitan. Estas empresas siempre pueden comprar derechos para poder emitir más CO2, "un tema polémico" --dice--. Pese a ello, hoy por hoy cumplen las normas y "el mercado funciona razonablemente bien".

La jornada sobre Medio Ambiente y Empresa, en la que ha colaborado la Confederación Empresarial Turolense y el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, repasó las principales leyes en materia de medio ambiente que afectan al empresario como la ley de Protección Ambiental, el nuevo registro E-PRTR, el reglamento REACH, o la IPPC y su reglamento.

Para Beltrán, las exigencias medioambientales que contemplan todas estas leyes y reglamentos son perfectamente asumibles. "En principio asustan a los empresarios porque parecen cuestiones muy complicadas, pero luego no es así. Eso sí, --apunta-- hay que prestarles un poco de tiempo y hay que quitarse los miedos que existen sobre ellas".

Añade que, en principio, no es necesario acometer grandes inversiones para acondicionar las empresas y cumplir la normativa vigente. "En general esa inversión es mínima para la mayoría de empresa de Aragón", si bien aclara que en el caso del reglamento REACH para las empresas de gran producción obligadas a catalogar alguna sustancia, "si deben hacer un desembolso considerable".

Beltrán concluye que cualquier tipo de instalación, desde un bar, a una explotación ganadera o una gran empresa de cualquier tipo, necesita hoy una licencia en materia de medio ambiente. Respecto a las sanciones que plantean las normativas, dice que son muy variadas y no son demasiado cuantiosas, salvo casos muy concretos como la Ley del Ruido "que si contempla sanciones exageradas", añade.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies