La riada extraordinaria del Ebro llega a Quinto, donde preocupa el estado de las motas

Reunión del Centro de Coordinación Operativa Integrada este lunes
GOBIERNO DE ARAGÓN
Actualizado 16/04/2018 17:28:07 CET

Dice que ya no hay riesgo para la seguridad de las personas, aunque se mantiene el nivel 2 de emergencia

ZARAGOZA, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Vicente Guillén, visitará esta tarde el municipio zaragozano de Quinto, donde preocupa el estado de las motas tras varios días de crecida del río Ebro. "Ahí tenemos alguna dificultad por el deterioro de alguna mota con la posibilidad de que haya algún problema", ha detallado Guillén.

El consejero ha explicado en declaraciones a los medios de comunicación, tras presidir la reunión del Centro de Coordinación Operativa Integrada (CECOPI), en la sede del 112 Aragón, que se mantiene el nivel 2 de emergencia --de una escala de tres--.

Este nivel implica la actuación de la Unidad Militar de Emergencias (UME), "que está haciendo un excelente trabajo, junto con Protección Civil y sus voluntarios, servicios sociales y la Guardia Civil", ha dicho Guillén, que ha apuntado que este nivel se revisará diariamente a partir de ahora. Este martes, la reunión del CECOPI será a las 12.00 horas.

Igualmente, ha agradecido la labor de los bomberos de la Diputación Provincial de Zaragoza y del Ayuntamiento de Zaragoza, Policía Nacional, Cruz Roja, O61, Confederación Hidrográfica del Ebro, la Agencia Estatal de Meteorología y todas las instituciones y organismos participantes en el despliegue.

El consejero ha indicado que "hay una cierta estabilidad en la crecida después de su paso por Zaragoza" y de que ya haya sobrepasado Pina de Ebro. Aguas abajo, "tenemos dificultades y una prevención razonada en cuanto a que se puedan deteriorar el estado de las motas y eso nos hace estar en un estado vigilante y expectante", ha comentado Guillén.

No obstante, ha advertido de que "no tenemos riesgos para la seguridad de las personas" y "no va a ser necesario ningún tipo de desalojo". Ha recordado que este domingo se había planteado esa posibilidad y por eso se desalojaron unas 25 personas con movilidad reducida en Pina.

Ha añadido que si bien "no podemos descartar nada, las informaciones que tenemos es que no hay riesgo para las personas" por lo que ha querido transmitir "tranquilidad y normalidad", para apuntar que sí hay daños "en cultivos y algunas granjas".

Guillén ha aclarado que si hubiera que hacer algún desalojo, "están todos los efectivos" preparados de servicios sociales, Protección Civil, Guardia Civil y UME, porque el puesto de mando se ha trasladado de Luceni a Pina y "tenemos las máximas garantías de poder afrontar cualquier circunstancia que se dé".

EL RÍO GÁLLEGO, EN DISMINUCIÓN

El consejero ha precisado que los caudales del río Gállego están disminuyendo, cuya aportación al Ebro se produce en Zaragoza y que ha hecho que cuando el nivel más alto en este episodio de crecida extraordinaria estaba en la Ribera Alta "también hubiera un caudal importante en la Ribera Baja".

Guillén ha comentado que esta avenida "venía en forma de meseta", pero una vez que ha pasado la punta de la misma por la capital aragonesa, "ha cogido un poco más de velocidad" y ha llegado a Pina a las 9.00 horas de este lunes, cuando se preveía que lo hiciera "un poco más tarde".

Lo ha hecho a unos 2.100 metros cúbicos por segundo, un caudal que ha estimado que es "manejable", aunque ha detallado que "se va a mantener estable unos días" por la "lentitud" de esta crecida, aunque "tendiendo al descenso".

El titular de Presidencia ha avanzado que la punta de esta avenida extraordinaria del Ebro podría abandonar Aragón este martes, ya que ahora está en Quinto "y mañana la tendremos en Mequinenza", momento a partir del cual "podremos ir rebajando el nivel de alerta". Igualmente, ha agradecido el "esfuerzo y dedicación" de todo el personal implicado en hacer frente a crecida.

Contador