La rotura de una mota en Quinto (Zaragoza) hace temer que el agua de la avenida del Ebro pueda entrar al casco urbano

La avenida del Ebro rompe varias motas en la Ribera Baja
DGA
Actualizado 16/04/2018 11:36:56 CET

ZARAGOZA, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

La rotura de una mota esta madrugada en Quinto hace temer que el agua de la crecida extraordinaria del Ebro pueda entrar en el casco urbano. Por ello, efectivos de emergencias están trabajando en la zona antes de que llegue la punta de la avenida, que podría pasar por el municipio esta noche.

Así lo ha indicado, en declaraciones a Europa Press, el alcalde de la localidad, Jesús Morales, quien ha precisado que las actuaciones se centran en reforzar un riego alto que hay en el municipio: "Creo que allí podremos parar el agua y, a lo mejor, no hay mayor problema".

No obstante, ha incidido en que el caudal va a estar alto durante unas 24 horas, por lo que se han activado todos los dispositivos y efectivos de emergencias para asegurar la zona y por si fuese necesaria la evacuación de los vecinos.

LA DIPUTACIÓN PROVINCIAL ENVÍA CAMIONES Y MÁQUINAS PARA REFORZAR LAS DEFENSAS

Hasta el lugar, para ayudar en estas labores, ya se han desplazado maquinaria y efectivos de la Diputación Provincial de Zaragoza y también va a acudir a la zona personal de la Unidad Militar de Emergencias.

Cuatro camiones, una motoniveladora y una retroexcavadora de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) trabajan en Quinto para reforzar y mejorar las defensas que protegen el casco urbano de la riada extraordinaria del Ebro.

El servicio de Recursos Agrarios envió tres máquinas el sábado, pero este lunes, a petición del alcalde, se han mandado otros dos camiones y una retroexcavadora. A lo largo de este episodio de avenidas, la DPZ ha puesto a disposición de los ayuntamientos afectados un total de 25 máquinas: 19 camiones, tres motoniveladoras, dos retroexcavadoras y una retroexcavadora mixta.

Por otra parte, los bomberos de la Diputación de Zaragoza están achicando caudales en dos puntos de la Ribera Alta: una granja de terneros de Remolinos y una zona del casco urbano de Sobradiel a la que entra el agua por un registro.

Además, los bomberos de la DPZ mantienen el dispositivo preventivo que desplegaron el jueves para atender las incidencias o las emergencias que puedan plantearse por la crecida del Ebro.

La carretera provincial VP-017 ha quedado cortada por la riada entre Alforque y Alborge. Por el contrario, se han reabierto la carretera provincial CP-3, que estaba cerrada entre Boquiñeni y Pradilla impidiendo el uso del puente sobre el Ebro, y la carretera provincial CV-601, que se cortó entre Huérmeda y Embid de la Ribera por la crecida del Jalón.

Contador