La sala Zuloaga de Fuendetodos exhibe 29 aguafuertes de Mariano Fortuny Marsal

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

La sala Zuloaga de Fuendetodos exhibe 29 aguafuertes de Mariano Fortuny Marsal

Centellas, Borque y Ferran han presentado esta exposición sobre Fortuny
EUROPA PRESS
Publicado 03/11/2016 13:45:37CET

ZARAGOZA, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

La sala Ignacio Zuloaga de la localidad zaragozana de Fuendetodos inaugura la exposición 'Mariano Fortuny. Aguafuertes. 1861-1874', que reúne 29 grabados del artista catalán, casi toda la obra gráfica "del principal grabador español del siglo XIX si exceptuamos a Francisco de Goya".

Así lo han subrayado este jueves en rueda de prensa, con motivo de la presentación de esta muestra que se podrá visitar hasta el 8 de enero, el coordinador del área de Cultura y Patrimonio de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), Juan José Borque, el gerente del Consorcio Cultural Goya Fuendetodos, Ricardo Centellas, y el director del Instituto Municipal de Museos de Reus, Marc Ferran.

Centellas ha recordado que el curso se inició en la sala Zuloaga con una exposición temporal sobre la obra gráfica integral de los valencianos Equipo Realidad, continuó con el trabajo de Cristina Iglesias, "que ha realizado el 'Disparate de Fuendetodos' de este año', y se clausuró hace dos semanas una muestra con la obra gráfica completa de Manuel Viola, en el centenario de su nacimiento".

Para cerrar el año, y después de que "hemos tenido arte pop, contemporáneo y la historia de las vanguardias españolas, cerramos el curso con la obra de Mariano Fortuny", ha comentado Centellas, al recalcar que esta sala acoge "no solo a artistas contemporáneos, sino también a la tradición".

En su opinión, Mariano Fortuny Marsal (Reus, 1838 - Roma, 1874) "es un virtuoso del aguafuerte de creación, de invención", el grabador "más importante y más internacional" del siglo XIX, exceptuando a Goya, y ha citado al crítico francés Téophile Gautier que, en 1870, decía de Fortuny que "como grabador iguala a Goya y se aproxima a Rembrandt".

En este mismo sentido, Ricardo Centellas ha remarcado que Fortuny fue "uno de los artistas más conocidos de la Europa del siglo XIX" y su producción "cruzaba las fronteras del Atlántico para ser coleccionada en Estados Unidos", dado que su obra era "extremadamente deliciosa".

"MÁS LIBRE" CON LOS GRABADOS

El director del Instituto Municipal de Museos de Reus, Marc Ferran, ha explicado que Fortuny "tuvo la mala suerte de morir joven lo que truncó su carrera como artista que hubiera tenido más presencia en la historia del arte contemporáneo europeo".

El artista catalán estuvo "muy ligado" a Italia, donde residió, y a Francia, "donde se acercó a los impresionistas franceses". Además, debido al conflicto hispano-marroquí, en 1859 viajó a Marruecos, con la Diputación de Barcelona, como pintor de guerra, y quedó impactado por este país, a donde viajó en tres ocasiones y "le influye en su obra en los colores luminosos y la temática orientalista", creando pinturas caracterizadas por su exotismo.

Como grabador centró su producción entre 1860 y 1870 y se le considera "uno de los grandes grabadores españoles, quizá no a la altura de Goya pero sí a la altura de Picasso", ha sostenido Ferran, al indicar que como pintor comercial los grabados le permitían "liberarse del corsé de pintar para el mercado" y explorar nuevos caminos creativos, de forma que "se sentía más libre en su trabajo".

A Mariano Fortuny se le conocen 35 grabados, de los que 30 se encuentran en Reus y 29 viajan a Fuendetodos. Algunos de ellos están "muy acabados, trabajados de forma muy profunda", mientras que otros son "muy sencillos, pequeñas líneas y el aguafuerte sobre la plancha le permitía trabajar sus ideas" e investigar.

En los 29 grabados que pueden verse en la sala Ignacio Zuloaga de Fuendetodos están representados todos los grandes temas de la obra de Fortuny, como el orientalismo, los retratos o el género de casacas. Según ha indicado Ferran, se trata de obras de su madurez creativa, a la que llegó a partir de la década de 1860.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies