Santisteve acusa a Azcón (PP) de "ser el agitador de la ultraderecha"

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, en su comparecencia hoy
DANIEL MARCOS
Publicado 21/12/2017 14:18:21CET

ZARAGOZA, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha pedido a toda la corporación un esfuerzo en cambiar la dinámica y las formas de hacer política "por el bien de la ciudad", que ha calificado de "ciudad amable, no racista y propiciadora de una cultura de paz", al tiempo que ha acusado al portavoz del grupo municipal del PP, Jorge Azcón, de "ser el agitador de la ultraderecha".

Santisteve ha realizado esta petición con motivo de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón que da la razón al Ayuntamiento sobre las inmatriculaciones de bienes por parte la iglesia católica para que sean de dominio público y sobre la moción que el grupo municipal del PP defenderá en el pleno de este viernes para elaborar un protocolo de actuación que desarrolle una respuesta institucional ante cualquier acto relacionado con delitos odio en Zaragoza.

Ambos asuntos "son el hilo conductor" de una reflexión que ha trasladado el alcalde a los medios de comunicación después de relatar varios episodios en los que Zaragoza en Común (ZEC) ha sido cuestionado, como el acto político de Unidos Podemos en el CDM Siglo XXI para defender un referéndum pactado en Cataluña; el intento de "sabotear el pregón" de las Fiestas del Pilar por la Medalla de Oro de la ciudad a las ciudades de Barcelona y Salou por los ataques yihadistas; y la concentración contra los últimos cuatro asesinatos en Aragón en los que el alcalde no secundó el aplauso al que se sumaron los presentes y que ha pedido realizar un debate al respecto y sobre los que posteriormente ha entrado más a fondo.

En su discurso se ha referido constantemente al portavoz del grupo municipal del PP, Jorge Azcón, a quien ha acusado de "ser el agitador de la ultraderecha" y de "manipular, poner en la diana e intoxicar".

En el caso del CDM Siglo XXI ha contado que Azcón "utilizó a la plataforma de ultraderecha Hazteoir.org en Zaragoza como campo de pruebas para intoxicar". A su parecer, el grupo municipal del PP "fue clave mintiendo y señalando con su discurso sobre la retira de unas banderas que solo se izan en actos deportivos".

En el caso del pregón de las Fiestas del Pilar ha detallado que "se intentó reventar el acto" por la concesión de la Medalla de Oro de la ciudad a Barcelona y Salou, "no a las alcaldesas", por los atentados terroristas, un reconocimiento que Azcón sabía que era por unanimidad y ha dicho que, a raíz de ello, "se tejió una malla política de una cuestión como el terrorismo en la que nadie se había atrevido a meter mano de una manera tan descarada".

"PONE EN LA DIANA"

"Solo la humanidad y fraternidad del pregonero Kase.O supo poner freno y el público no entró a las pretensiones de Azcón", ha relatado, para añadir que en el caso de las concentraciones por los cuatro últimos asesinatos (el de Víctor Laínez en Zaragoza y los cometidos por 'Igor el ruso' en Teruel) el PP "los ha intentado utilizar y sacar rédito".

"El PP miente y señala, poniendo en la diana a personas que trabajan por la paz de forma altruista por los derechos humanos y luego la ultraderecha las acosa y se traspasan los márgenes de la crítica política", ha observado Santisteve.

Para el alcalde se trata de ejemplos que "traspasan los márgenes de la crítica política, que puede ser ácida, pero no basarse en descalificaciones morales", para cuestionar si el PP "va a seguir siendo el agitador de la ultraderecha".

A colación ha dicho reivindicar un modelo de Zaragoza "como ciudad abierta, amable, acogedora, inclusiva, que abraza a los refugiados y contra el racismo y la xenofobia. Cabe todo el mundo", ha sintetizado.

"Preocupa seriamente si Azcón va a seguir utilizando la mentira como herramienta política y si va a seguir siendo el agitador de la ultraderecha en esta ciudad o va a cuestionarse esas formas de hacer política y va a evitar que en esta ciudad cualquier hecho pueda ser utilizado en términos de intoxicación", ha resumido el alcalde.

En su intervención ante los medios de comunicación y preguntado por si ZEC puede tener una parte de culpa en el ambiente que describe, el alcalde ha contestado que a los concejales de esta plataforma se les juzga con baremos "más rígidos que en otros tiempos" y tras reconocer que le parece bien ha precisado: "a las personas hay que juzgarlas por los hechos no por lo que piensan o por lo que hicieran o con quien estuvieran en el pasado".

"¿APLAUDIR?"

En este punto, ha indicado que ha vivido una situación de "cuasi linchamiento" por no aplaudir al final de las concentraciones sobre los últimos asesinados y ha trasladado varias preguntas como "por qué se aplaude, por la víctima por el hecho de ser víctima o porque nos autoexculpamos de la responsabilidad". A su parecer, a su decisión de no aplaudir "se le saca punta en lugar de contribuir a realizar un debate más en profundidad".

También ha opinado sobre la moción del PP para considerar que se trata de una "utilización propagandística de a ver quién condena más", para agregar que hay situaciones de hipocresía en las que se dice una cosa y luego se hace otra.

Entre sus reflexiones ha dicho que "hay cosas que no se deberían consentir y no se debería dejar pasar", al detectar que hay discursos "hegemónicos y absolutistas que imponen una forma de ser cuando la ciudadanía no se corresponde" con esa realidad y ha citado el caso de Austria y el "fenómeno Trump".

Ha reconocido que estas reflexiones las traslada al PP a través de los medios de comunicación porque Azcón no ha presentado una petición de comparecencia en el pleno, si bien ha indicado que no tiene inconveniente en decírselo a la cara.

"Algunos interpretan la crítica política como insultos y hay que tener los límites claros y confrontar los hechos y no considerar al adversario como un enemigo que se tiene que exterminar del escenario político", ha concluido.