Santisteve quiere que la ciudad esté a la vanguardia de la movilidad eléctrica

Contador
Santisteve, Broto y Artigas, este martes en el Ayuntamiento
EUROPA PRESS
Publicado 06/02/2018 15:28:42CET

ZARAGOZA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha deseado que la ciudad esté a la vanguardia y sea un banco de pruebas de la movilidad eléctrica, no solo en los vehículos municipales, sino en la flota de autobuses urbanos, en el transporte de mercancías, los vehículos de alquiler y la extensión de los puntos de recarga.

Para que este objetivo sea posible este martes se ha constituido la Mesa de la Movilidad Eléctrica, una plataforma público-privada que pretende ser un instrumento estable para asesorar, proponer y divulgar las acciones tendentes hacia la movilidad sostenible y libre de emisiones en Zaragoza y su entorno metropolitano.

Santisteve ha presidido la constitución de esta Mesa de la Movilidad Eléctrica a la que también han asistido la concejal de Medio Ambiente y Movilidad, Teresa Artigas, además de representantes de diversas entidades e instituciones.

Entre los colectivos integrantes figuran, además del Ayuntamiento de Zaragoza, la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza, el Consorcio de Transportes del Área de Zaragoza, Ebrópolis, Universidad de Zaragoza, el Cluster de la Energía de Aragón, la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (AEDIVE) y la Asociación de Usuarios del Vehículo Eléctrico (AUVE).

En declaraciones a los medios de comunicación, Santisteve ha dicho que tanto el aspecto medioambiental como de salud son "clave" en este nuevo modelo de movilidad para lo que es "obligado" la reducción del uso del vehículo privado e incrementar la movilidad eléctrica.

Asimismo, se ha referido a la empleabilidad que generará esta transición en el consumo de combustibles fósiles por renovables al argumentar que Zaragoza "es clave en automoción con una acumulada experiencia para poner al servicio de este cambio".

INNOVACIÓN

Ha observado que se trata de un "campo por explorar en materia de innovación e impulsar la transición a otro modelo más sostenible en el que se propicie la participación en red de todos los centros interesados". En este punto, ha aseverado que estaría "encantado" de que PSA colaborara y expusiera su modelo de transición.

Santisteve ha abundado en que la pretensión es avanzar en la innovación con el consenso de todos los agentes y que desde la universidad se impulse ese desarrollo tecnológico e investigar nuevas formas de movilidad sostenible a través de la entrada del vehículo eléctrico en la flota municipal.

Tras recordar que los autobuses diésel se suprimen al completo en el transporte urbano, ha dicho que la renovación es "clara" y comienza con vehículos híbridos y especialmente eléctricos como apuesta de futuro, que se complementará con la instalación de 16 puntos de recarga esta próxima primavera, que se extenderá a las cocheras de Avanza-Zaragoza y se estudiará la colocación en otros puntos de la ciudad.

El alcalde ha reiterado la "necesidad" de que las instituciones hagan el esfuerzo por reducir las emisiones de CO2 y ha recordado la estrategia de la UE de rebajar en un 20 por ciento las emisiones en el 2020 y que las renovables alcancen también el 20 por ciento.

Tras exponer los objetivos a lograr con esta Mesa de la Movilidad Eléctrica, Santisteve ha apuntado que se crearán patrones de comportamiento y protocolos de actuación, además de analizar las buenas prácticas y desarrollar una campaña de comunicación y sensibilización social, acerca de las consecuencias positivas de la descarbonización de la movilidad en Zaragoza.

Asimismo, se propondrá un conjunto de compromisos medibles a las principales entidades, instituciones y empresas. Todo ello, además, servirá para confeccionar el Plan de Movilidad Sostenible que deberá elaborar el Gobierno municipal y para el que el alcalde confía en el apoyo del resto de grupos municipales.

COMPROMISO CON EL PLANETA

El acuerdo alcanzado en la Cumbre de París (COP21), de diciembre de 2015, sobre Cambio Climático, pone de manifiesto que los países deben articular las medidas necesarias para poder cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible y, en este marco, las ciudades adquieren un papel decisivo.

Es en las áreas urbanas donde se da una mayor concentración demográfica y de actividad económica, así como donde se realiza la mayor parte del consumo energético y de emisiones, con el reto de la movilidad como uno de los principales factores de cambio.

Zaragoza, como firmante del Pacto de los Alcaldes por el Clima y la Energía, promovido por la Comisión Europea, mantiene su objetivo de reducción de, al menos, un 40 por ciento de las emisiones de CO2 y gases de efecto invernadero para 2030.

La administración, las empresas, el tejido industrial y de servicios, y la sociedad civil, en general, han de incorporar la sostenibilidad y la eficiencia energética a su razón de ser, formando parte de su actividad cotidiana.