La Semana Santa de Zaragoza "quizá sea la más importante del norte de España", afirma el arzobispo

El arzobispo de Zaragoza, monseñor Vicente Jiménez
EUROPA PRESS
Publicado 27/03/2018 16:05:19CET

   ZARAGOZA, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El arzobispo de Zaragoza, monseñor Vicente Jiménez, ha reconocido que le ha sorprendido gratamente cómo se celebra la Semana Santa en la capital aragonesa, declarada de Interés Turístico Internacional, "porque tiene una riqueza y una dignidad" que hacen que "quizá sea la más importante en el norte de España".

   Según ha explicado en declaraciones a Europa Press, con motivo de la celebración de esta fiesta religiosa, a la de Zaragoza se le llama "la Semana Santa sevillana del norte", en la que está presente la expresión popular, "con el tambor, el bombo, que invita al silencio, al recogimiento", junto al sentimiento espiritual de las personas de fe, que "llevan en su corazón y en su alma".

   El prelado ha recordado que en Zaragoza hay unas 25 cofradías, que realizan 50 desfiles procesionales y unos 16.000 cofrades. Según ha comentado, de ellos, unos 3.000 están comprometidos a lo largo del año en obras solidarias, de caridad y en voluntariados.

   "No se limitan solo los cofrades a los seis días de la Semana Santa, sino que durante todo el año tienen actividad y se integran bien en la acción pastoral de la diócesis", por lo que ha opinado que las cofradías "van en la buena dirección" y "procuran la formación de la fe de sus miembros, celebran dignamente los sacramentos y participan en obras de caridad".

   A los zaragozanos y visitantes les ha deseado que estos días vivan esta fiesta en su doble vertiente, la litúrgica-sacramental, "que se desarrolla en el interior de los templos y las iglesias, donde se actualiza cada año el misterio pascual de Cristo, la pasión, muerte y resurrección", así como "la expresión de la piedad popular, la religión del pueblo, en las calles y plazas, con las procesiones y otro tipo de manifestaciones".

   A su entender, ambas manifestaciones "se complementan y enriquecen mutuamente", para opinar también que "es importante no perder el punto de partida", que es que las cofradías "han nacido en la Iglesia, para la sociedad" ya que "si se secan las raíces se seca el árbol".

LA FE DEL PUEBLO

   El arzobispo de Zaragoza ha apuntado que "la fe es tan rica que es capaz de crear arte, cultura, literatura y producir riqueza, también a través del turismo", si bien "todo tiene que estar entroncado en la matriz que le da vida, la entraña espiritual y el alma religiosa" porque "las imágenes de Semana Santa son una expresión de fe y han nacido de la fe del pueblo".

   En este sentido, ha comentado que a lo largo del año las cofradías procuran que esto se comprenda y por eso organizan conferencias, ciclos de formación, donde se explica "su origen, esencia, naturaleza y significa profundo".

   Monseñor Vicente Jiménez ha rememorado la afirmación del Papa San Juan Pablo II de que "una fe que no se hace cultura es una fe no plenamente acogida, no totalmente pensada y no fielmente vivida".

   En este punto, también ha esgrimido que cuando la fe se hace cultura, lo hace a partir de la idiosincrasia de cada pueblo y, por eso, "no es lo mismo la expresión de la fe en Andalucía, en el norte, en Castilla y León o en Aragón".

   Sobre la Semana Santa de Zaragoza, ha remarcado que transmite la fortaleza de sus habitantes a través "del fuerte sonido del tambor y del bombo, que son atronadores".