Sergio del Molino: Los habitantes del medio rural "no pueden ser ciudadanos de segunda"

Francisco Bono y Sergio del Molino, esta tarde en el Patio de la Infanta
EUROPA PRESS
Actualizado 02/03/2017 20:30:11 CET

ZARAGOZA, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

El escritor Sergio del Molino ha dado esta tarde "un toque de atención" a las administraciones al recordar que deben atender las necesidades de los habitantes que residen en zonas despobladas, porque esas personas "no pueden sentirse ciudadanos de segunda".

Así lo ha afirmado en declaraciones a los medios de comunicación en Zaragoza, momentos antes de inaugurar el ciclo 'Despoblación y desvertebración regional', que organiza la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País y que ha celebrado su primera charla, titulada 'La España vacía', en Ibercaja Patio de la Infanta.

El autor ha comentado que tiene la "triste" convicción de que el fenómeno de la despoblación "es irreversible y excede a la acción política, debería plantearse en otros términos distintos a como se plantea ahora".

En todo caso, esta opinión personal "debería servir de incentivo para preocuparse de cosas que de verdad importan, para dar un toque de atención a las administraciones y decirles que de lo que se tienen que preocupar sobre todo es de que efectivamente el territorio está muy despoblado, pero el hecho de que esté muy despoblado no quiere decir que esté absolutamente despoblado".

"Hay todavía mucha gente que vive por ahí dispersa y no pueden sentirse ciudadanos de segunda", ha dicho tajante, al emplazar a las administraciones a que den una respuesta y atiendan las necesidades de estas personas, "cueste dinero o no cueste" porque "no puedes hacer un traslado forzoso de población" a determinadas zonas dado que "saldría caro tenerlos ahí".

Por tanto, ha defendido que "hay que atender seriamente esas necesidades que igual son más aburridas, igual no da tanto rédito ni sirven para presentar programas políticos a largo plazo, ni crear ilusiones, ni inaugurar obras, pero que están ahí en la preocupación del día a día", ha afirmado, al observar que también hay que tener en cuenta que "la gente no quiere irse al campo".

'LA ESPAÑA VACÍA'

Sergio del Molino es autor del libro 'La España vacía. Viaje por un país que nunca fue', un ensayo que "aparentemente habla de la despoblación", pero que toma este fenómeno "como punto de partida". En su publicación no analiza soluciones "ni hay varitas mágicas ni falsas esperanzas".

Se trata de dar una visión del país partiendo "de la radiografía que todo el mundo conoce", para "intentar dar una visión del país que tenemos", con un fuerte desequilibrio demográfico "que nos aleja de los estándares europeos" y con unos rasgos culturales "ligeramente distintos a los del resto de Europa, que nos hace ser unos europeos un poco raros y eso puede dar juego para ensayar otras formas de convivencia, para ver nuestro país desde otro punto de vista y me interesa aproximarme a ese fenómeno a partir de esa rareza de la despoblación".

En este debate ha abogado por "salir de las inercias, no contarlo siempre igual" porque se han enquistado "una serie de lugares comunes" desde hace más de cien años y "es hora de cambiar el chip y replantear el debate desde otro punto de vista, dar otro aire".

En el libro, aunque se refiere a la situación de todo el país, toma a Aragón como "un modelo a escala de lo que sucede en España", ya que la despoblación y la concentración de población en una gran ciudad es "evidente" en esta Comunidad que es "una especie de laboratorio, una réplica a escala de los problemas de España".

CICLO SOBRE DESPOBLACIÓN

El vicesecretario de la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País, Francisco Bono, ha detallado que la Económica pone en marcha este ciclo como un seminario permanente, "sin fecha de finalización", en el que analizar "tres o cuatro problemas estructurales que se comentan en Aragón desde Jordán de Aso y que son redundantes" en esta región.

El seminario incluirá varios ciclos temáticos, el primero sobre despoblación y los siguientes sobre el agua, las comunicaciones o "cómo somos los aragoneses". Se desarrollarán en cada caso "cuatro o cinco conferencias o mesas redondas" con personajes "muy involucrados en el territorio".

"Nos pareció oportuno iniciar el ciclo con Sergio del Molino porque trata muy bien en su libro el aspecto general de la despoblación no solo en Aragón, sino en España", de forma "muy documentada" y con su visión personal.

En sus páginas, "dice algunas cosas que son ciertas, pero que nunca las había visto escritas por alguien hasta que leí su libro", como la disposición de los habitantes de un municipio "cuando alguien intenta hacer algo en su pueblo y siempre los que van allí son los foranos, con todo lo que implica de rechazo, que no es un problema único, pero es uno de ellos", ha sostenido Bono.

"Cada dos o tres meses iremos haciendo mesas redondas, tres o cuatro actividades al año" y se editarán "una especie de actas" que recogerán las intervenciones de los ponentes para que "añadan valor" a los temas que se debatan.

De esta forma, el ciclo sobre despoblación es el primero de un Seminario que lleva por título 'Los retos de Aragón', organizado por la Económica para analizar una serie de problemas estructurales a los que viene enfrentándose desde antiguo la economía aragonesa y son la causa de diversos desequilibrios.

Las sesiones previstas del primer ciclo dedicado a la despoblación incluirán temas como 'Las causas de la despoblación', 'El patrimonio como palanca de fijación de la población', 'El turismo como freno a la despoblación rural' y 'Los proyectos industriales como factor de desarrollo territorial'.

LA ECONÓMICA

La Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País es una institución promovida en 1776 por un conjunto de ilustrados preocupados en mejorar el bienestar de sus conciudadanos a través del fomento de la economía, la formación y otras iniciativas.

Desde el momento de su fundación, la Económica se preocupó por los problemas que lastraban el desarrollo de la región; así lo reflejó Ramón de Pignatelli en sus escritos. En 1933, organizó la Primera Conferencia Aragonesa con el fin de sacar a la luz estos problemas, así como los retos que debía afrontar la sociedad.

La Conferencia reunió a los principales personajes de la época y fructificó en la edición de una publicación en cuya primera página figuraba el siguiente texto: "Aragón puede organizarse económicamente en el futuro mucho mejor que hoy, sacando el jugo posible de sus dotes naturales, haciendo resurgir el sentido económico regional, liberando sobre todo a los distritos rurales de esa fatal resignación que les induce a limitar sus necesidades y a permanecer en el más profundo olvido de sus actividades culturales".

Con ese mismo espíritu, la Junta de Gobierno de la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País organiza ahora el Seminario 'Los retos de Aragón', en el que se propone analizar una serie de problemas estructurales a los que viene enfrentándose desde muy antiguo la economía aragonesa y que producen unos desequilibrios que es preciso corregir.

Estos desequilibrios ya fueron puestos de manifiesto secularmente (los mencionan Pignatelli, Jordán de Asso, Gracián o Costa, entre otros) y en la actualidad continúan formando parte de las quejas y reivindicaciones de numerosas instancias sociales.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies