Serrat inaugura una exposición "rotunda" y "sencilla" sobre la vida de Miguel Hernández

 

Serrat inaugura una exposición "rotunda" y "sencilla" sobre la vida de Miguel Hernández

Actualizado 26/01/2011 15:09:16 CET

ZARAGOZA, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El cantautor Joan Manuel Serrat ha inaugurado este miércoles en Zaragoza, en el Edificio Paraninfo, una exposición audiovisual "rotunda" y "sencilla" que recorre la poesía y la vida del poeta Miguel Hernández, desde su juventud y hasta su muerte en una prisión alicantina en 1942.

'Hijo de la luz y de la sombra. Imágenes para un poeta' es un montaje promovido por Joan Manuel Serrat como homenaje a Miguel Hernández, en el que se propone un recorrido por la vida del poeta a través de las canciones de Serrat, sobre las que veinte directores de cine han realizado veinte micropelículas.

Comisariada por la directora del Departamento de Investigación y Archivo de la Filmoteca de Zaragoza, Ana Marquesán, la muestra cuenta con Paco Simón como director artístico y con Joan Manuel Serrat en la dirección musical, Agustín Sánchez Vidal en la dirección textual y José Luis García Sánchez en la dirección audiovisual.

En 'Hijo de la luz y de la sombra. Imágenes para un poeta', organizada por el Ayuntamiento de Zaragoza y la Diputación Provincial de Zaragoza, veinte profesionales del mundo audiovisual han unido la palabra, la música y las imágenes en una exposición que "invita a la vida", ha destacado el director José Luis García Sánchez.

La exposición, que podrá visitarse hasta el 6 de marzo en el edificio Paraninfo de Zaragoza, completa el último disco de Serrat, dedicado a los poemas del poeta, y es el "colofón" del proceso iniciado cuando el cantautor puso música a la obra de Miguel Hernández, ha explicado Serrat.

Surgió de ver "cómo la palabra y la música funcionaban y se me ocurrió poner imágenes", para lo que Serrat recurrió "a gente del cine con una oferta que no podían rechazar: un proyecto interesante, pero sin un duro para financiarlo", ha recordado el cantautor.

Una vez que "tienes la palabra, la música y las imágenes, vemos que las imágenes tienen vida propia, como unidades, y tuve la feliz idea de realizar esta exposición" de la que "esperamos que miles de personas disfruten", ha deseado Serrat.

En su opinión, la muestra es "rotunda y me ha parecido sencilla", porque con "toda discreción camina y nos hace caminar a nosotros por este universo de Hernández, y lo hace sin otro objetivo que el de llevar de la mano a la gente por este delicioso mundo de palabras, músicas e imágenes" y, a su parecer, "esta sencillez es lo que provoca esta rotundidad en cada una de las salas" que atraviesan la vida de Hernández y el contexto político y cultural de la época en orden cronológico y con una estética "extraordinaria".

RAZONES PERSONALES

Joan Manuel Serrat ha explicado que se decidió a retomar la obra de Miguel Hernández para su nuevo disco, y en último término a promover esta exposición, por "razones personales", porque "trato de hacer siempre canciones buenas y Miguel Hernández es un fantástico letrista de canciones".

Además, "es un poeta de cabecera", ha comentado Serrat, al indicar que "tengo obras, discos y literatura de cabecera que releo y normalmente en las relecturas descubro cosas nuevas". No obstante, a la hora de crear un nuevo trabajo se trata de ir más allá de la lectura placentera, de "tratar de encontrar esos textos que conmuevan para trabajar con ellos una canción", lo que supone "un buceo mucho más profundo, más insistente" en las obras.

Por ello, en ocasiones algunos poemas se han resistido a convertirse en canción y esos son "los que no están. He dejado que las músicas brotaran con la mayor naturalidad posible" y cuando "algo no aparecía de la manera que yo esperaba, lo apartaba, volvía al cabo de unos días a insistir y si se resistía lo volvía a dejar", ha detallado.

En este proceso para unir los poemas y la música, "se han quedado fuera seguramente algunos poemas importantes y conocidos en la obra poética de Hernández", si bien "otros desconocidos están dentro, porque trato de hacer canciones que me gusten, que conmuevan y que puedan conmover después a los demás, no tanto de musicar la obra de una persona u otra o de intentar hacer una antología musical".

De este trabajo surgió una gira "única", ha remarcado Serrat, al apuntar que ésta es "la única vez que se ha planteado un espectáculo desde la voz del poeta y cantando, y con un mundo hernandiano como envoltura" que ahora se ofrece al público en esta exposición.

"INVITACIÓN A LA VIDA"

El director José Luis García Sánchez ha subrayado como esta muestra es el producto "del mundo de la amistad y de las satisfacciones", de la "complicidad cultural" y no de la búsqueda de la rentabilidad económica.

A su juicio, es una exposición "estupenda" porque, además, se presenta "como un cine ambulante", en el que el espectador es quien decide como adentrase en la vida del poeta de manera que puede comenzar por su juventud, por conocer los inicios del cine, las influencias de su obra, hasta llegar a su estancia en prisión o justo al revés, para conocer "las causas".

García Sánchez ha opinado que Hernández es "el prototipo de víctima, no sólo represaliado por la Guerra sino sumido en el olvido, de donde ha costado horrores sacarlo". Recuperar su obra y su memoria "ha sido una tarea de mucha gente" que también ha colaborado en esta exposición que "es un afrodisiaco, una invitación a la vida y a no perder el tiempo", ha valorado.

'HIJO DE LA LUZ Y DE LA SOMBRA'

'Hijo de la luz y de la sombra' es el título de uno de los poemas de plenitud de Miguel Hernández, escrito al final de sus días y que resume toda su trayectoria y su mundo. Es el título del disco que en 2010, con motivo del centenario del nacimiento del poeta, publicó Joan Manuel Serrat musicando los poemas de Hernández e iniciando una gira de conciertos de carácter monográfico.

Ese trabajo se ha transformado en un proyecto audiovisual que une los poemas de Hernández, las canciones de Serrat y los trabajos audiovisuales de veinte directores, y que ahora se muestra al público en forma de exposición en la que se plasma el universo de Miguel Hernández a través de su mundo poético y el de la España que lo propició, incidiendo en lo que han supuesto sus versos desde su nacimiento en 1910 a su muerte en 1942.

Los directores y artistas que han participado en esta experiencia y las piezas cinematrográficas son Javier Mariscal ('La palmera levantina'); Bigas Luna ('Del ay, al ay por el ay'); Inmanol Uribe ('Dale que dale'); Isabel Coixet ('Tus cartas son un vino'); Pedro Olea ('Elegía'); Joan Manuel Serrat ('Llegó con tres heridas'); Manuel Gutiérrez Aragón ('Canción del esposo soldado'); y Agustín Sánchez Vidal ('Las abarcas desiertas').

También, Pere Portabella ('Uno de aquellos'); Sergio Cabrera ('Si me matan bueno'); Montxo Armendáriz ('El niño yuntero'); Manuel Gómez Pereida ('Para la libertad'); Manuel Huerga ('El hambre'); Jaime Chávarri ('Nanas de la cebolla'); David Trueba y Joaquín Risueño ('Sólo quien ama vuela'); José Luis Cuerda, con fotografías de Juan José Gómez Molina ('El mundo de los demás'); Santiago Garrido ('Menos tu vientre'); Rogelio Caballero ('Hijo de la luz y de la sombra'); Ana Marquesán ('La boca'), y José Luis Garci ('Cerca del agua').

En la inauguración de la exposición han participado, entre otros y junto a los directores y promotores de la muestra, el rector de la Universidad de Zaragoza, Manuel López, y el presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), Javier Lambán.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies