El Servicio de Encuentro Familiar atiende a 30 familias y a 55 menores en la provincia de Teruel

Actualizado 24/07/2006 14:13:42 CET

TERUEL, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Servicios Sociales y Familia, Miguel Ferrer, ha firmado hoy un convenio con los representantes de la Diputación Provincial de Teruel, de la comarca de la Comunidad de Teruel, Ibercaja y la Fundación Cultura y Empresa para el desarrollo del Servicio de Encuentro Familiar en la provincia de Teruel, que, en la actualidad, atiende a 30 familias y a 55 menores.

Se trata de una addenda por la que se da continuidad a la iniciativa, con una inversión de 54.639 euros. El Departamento de Servicios Sociales aporta 33.600 euros, la Diputación Provincial de Teruel, 6.000 euros; la comarca de la Comunidad de Teruel, 13.039 euros, e Ibercaja, 2.000 euros.

El Servicio de Encuentro Familiar de Aragón es un recurso gratuito que ofrece el Departamento de Servicios Sociales y Familia, enmarcado en los Programas de Orientación y Mediación Familiar. Esta iniciativa --que gestiona la Fundación Cultura y Empresa-- desarrolla un conjunto de actuaciones para ayudar al reestablecimiento de una comunicación adecuada y de un nuevo modelo de relación en aquellas familias con dificultades en el trato o en situaciones de conflicto.

De esta forma, y teniendo en cuenta las necesidades diferenciales de cada situación, el servicio ofrece una respuesta individualizada mediante la oferta de un espacio neutral que facilita el encuentro del menor con sus progenitores o familias para el cumplimiento del régimen de visitas.

Los principales usuarios de este servicio suelen ser familias que experimentan un conflicto para mantener la relación entre los hijos menores y ambas partes durante y después del proceso de separación; familias en las que el progenitor que tiene la custodia se opone a la entrega del menor y no favorece los encuentros: abuelos a los que se niega el derecho de visitas por alguna de las partes; menores separados de sus padres biológicos y están acogidos por otra familia; menores que muestran una disposición negativa o un fuerte rechazo a la relación con sus progenitores o menores cuyas madres residan en casas de acogida por haber sufrido malos tratos, lo que obliga a mantener la confidencialidad del domicilio.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies