Un centenar de personas investigadas por defraudar a eléctricas

Contador puenteado
GUARDIA CIVIL
Actualizado 08/08/2016 14:42:41 CET

ZARAGOZA, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de la Comarca de Valdejalón ha llevado a cabo una operación contra la defraudación del suministro eléctrico que ha permitido localizar un total de 51 viviendas en las localidades de Ricla, Calatorao, Alfamén y Épila, en la que sus inquilinos manipulaban los cuadros eléctricos para obtener luz de manera ilícita. Un total de 99 personas han sido investigadas, auque no detenidas, imputándoles un presunto delito de defraudación eléctrica. El importe del fraude asciende a 175.000 euros.

La operación se inició a raíz de informaciones recabadas durante los servicios de los agentes, en las que se observó que en determinadas viviendas de las localidades mencionadas podrían estar suministrándose de electricidad de manera irregular.

Estos hechos fueron puestos en conocimiento de la empresa de suministro eléctrico, que abastece a los inmuebles, y durante el mes de julio de 2015 operarios de la compañía se trasladaron a las poblaciones junto a agentes de la Guardia Civil.

Una vez comprobados los contadores de las viviendas los empleados de la empresa pudieron constatar que se estaba cometiendo un fraude en varios inmuebles, en los que se tenía "enganchada" la luz de manera ilícita.

Los contadores de los domicilios estaban manipulados y se había puenteado el cuadro eléctrico, obteniendo así luz en la vivienda sin efectuar pago alguno a la empresa perjudicada.

La Benemérita hizo las gestiones oportunas para identificar a los moradores de las viviendas afectadas por este ilícito, dándose la circunstancia que en varias de ellas vivía más de una familia de manera habitual.

La empresa perjudicada interpuso la denuncia por estos hechos. En las 51 viviendas inspeccionadas la cantidad defraudada se eleva a más de 175.000 euros. Algunas de las viviendas contaban con suelo radiante para la calefacción, por lo que el suministro de luz era muy elevado.

A los 99 investigados se les ha imputado un delito de defraudación de fluido eléctrico.