Una vecina de Huesca es detenida en el Aeropuerto de Barajas con más de diez kilos de cocaína de gran pureza

Actualizado 26/06/2007 18:35:34 CET

HUESCA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional de la Comisaría del Aeropuerto de Barajas (Madrid) detuvo este fin de semana a E.D.M., de 40 años, en posesión 10,250 kilos de cocaína de gran pureza que transportaba en botes y cajas de distintas marcas comerciales.

Durante la pasada semana, efectivos del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría Provincial de Huesca, dentro de sus controles contra el consumo y tráfico de estupefacientes, observaron la ausencia de E.D.M. de los lugares que habitualmente frecuentaba, informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Huesca.

Tras una serie de investigaciones, alertaron a las dependencias policiales de otras Comunidades autónomas e, incluso, a varios aeropuertos con vuelos internacionales. Fruto de este aviso, la Comisaría del Aeropuerto de Barajas comunicó que esta mujer viajaba en un vuelo procedente de Santo Domingo que tenía prevista la llegada a España en la mañana del sábado, día 23.

Policías del Grupo de Estupefacientes localizaron a E.D.M. en la zona de tránsito del aeropuerto. La sospechosa no iba pasar la aduana, posiblemente por tener otro destino dentro del territorio español, 'modus operandi' habitual en determinadas modalidades delictivas como el tráfico de estupefacientes, indicaron las mismas fuentes.

Además, precisaron, E.D.M. circulaba por el interior del recinto aeroportuario en silla de ruedas, logrando con este ardid una atención personal preferente, buscando al mismo tiempo eludir posibles vigilancias y controles de todo tipo. La operación sigue abierta, pero de lo investigado hasta el momento se desprende que la droga intervenida estaba destinada a otros puntos de España, no sólo a Huesca.

Desde la Subdelegación del Gobierno en Huesca señalaron que es habitual que los traficantes de drogas utilicen a personas que a cambio de droga o dinero transportan esta sustancia arriesgándose a ser detenidas e inculpadas por presunto tráfico de estupefacientes, mientras que los mafiosos quedan impunes, procedimiento que se conoce como 'mula' en el argot policial.