Un total de 639 personas optan a 40 plazas de bombero en la capital aragonesa

Hoy se ha celebrado el exámen teórico al que se han presentado 639 aspirantes
MIGUEL GRACIA GARCIA
Actualizado 27/07/2016 14:39:57 CET

ZARAGOZA, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Servicios Públicos y Personal del Ayuntamiento de Zaragoza, Alberto Cubero, se ha mostrado "muy satisfecho" por el comienzo de las pruebas de la convocatoria de provisión de 40 plazas de bomberos del consistorio, a las que se han presentado un total de 639 personas.

Cubero ha subrayado que la convocatoria de estas plazas es una "prioridad" en este servicio esencial que ha perdido efectivos en los últimos años y que es fundamental para la seguridad de los vecinos de Zaragoza. Ésta es la primera oposición convocada, tal y como adelantó el alcalde, Pedro Santisteve, durante la celebración del día del patrón del cuerpo de Bomberos.

La Facultad de Derecho de la Universidad de Zaragoza ha acogido el primer examen de la convocatoria de provisión de 40 plazas de bombero y conductor, pertenecientes a la plantilla de funcionarios del consistorio, que cuenta con 330 bomberos en turno y unos 100 bomberos con la escala auxiliar. De estos, hay cuatro bomberas en turno, más cinco mujeres en los servicios sanitarios (médicas y enfermeras).

Este primer examen ha constado de una prueba de conocimientos teóricos, previa a las seis pruebas físicas que tendrán lugar en septiembre. De los 1.194 inscritos para la oposición, se han presentado un total de 639 aspirantes, lo que supone el 53,51 por ciento, y de ellos 18 eran mujeres, el 2,81 por ciento.

Para optar al puesto de bomberos, los opositores deben tener más de 16 años, contar con el título de bachiller o equivalente, tener el permiso de conducir clase C (camión) y no padecer determinadas enfermedades que puedan afectar a las funciones a desempeñar.

La oposición consta de dos partes: un examen teórico y las pruebas físicas. La primera es un test con preguntas sobre las Administración Pública, la Constitución, el Ayuntamiento de Zaragoza y sus ordenanzas, así como los métodos de extinción. Tras esta, los opositores deben contestar a una prueba escrita sobre recorridos en la ciudad.

La segunda parte está conformada por seis pruebas físicas: la subida por una cuerda en un tiempo concreto, una prueba de natación, una carrera de 1.500 metros, pruebas de equilibrio y de claustrofobia. Las personas que aprueben todo el proceso realizarán un curso obligatorio de formación previo a su incorporación al cuerpo de bomberos.