Las trabajadoras aragonesas cobran un 32% de salario menos que los hombres

Actualizado 08/07/2015 20:15:07 CET

   ZARAGOZA, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Las trabajadoras aragonesas cobran un 32 por ciento de salario menos que los hombres, según ha alertado Comisiones Obreras (CC.OO.), que ha asegurado que se tardará más de 70 años en eliminar esta brecha salarial en toda Europa que, en promedio, en 2014, se sitúa en el 16 por ciento menos por hora que los hombres.

   En una nota de prensa, CC.OO. ha sostenido que "las políticas de recortes y la última reforma laboral han perjudicado notablemente a las trabajadoras aragonesas que deberían ver incrementado su salario en un 32 por ciento para equiparse al de los hombres", de forma que "una mujer debería trabajar al año 117 días más para que su salario se igualase al de un varón".

   La secretaria de Políticas de Igualdad de CC.OO.-Aragón, Delia Lizana, ha asegurado que "la menor renta salarial supone una menor protección social de las mujeres que se refleja en una menor prestación de desempleo y una menor pensión ya que al cotizar menos también cobrarán menos por estas contingencias, contribuyendo así a una feminización de la pobreza".

   Para esta organización, esta situación "es el resultado de una peor inserción de la mujer en el mercado laboral" y ha enumerado como factores de la misma una menor tasa de actividad femenina, mayor tasa de desempleo, mayor temporalidad y la feminización del trabajo a tiempo parcial, "junto con una elevada segregación ocupacional y sectorial".

   Otras circunstancias que inciden en la diferencia de salarios son "la ausencia de corresponsabilidad y la falta de servicios sociales de atención a la dependencia que perpetúan las situaciones donde las mujeres se ven obligadas a renunciar al trabajo remunerado o a trabajar menos horas para atender a las criaturas y a las personas dependientes".

MEDIDAS

   CC.OO. Aragón ha incidido en que "para combatir esta situación de desigualdad y discriminación", hay que "luchar por un empleo de calidad, así como incluir desde la negociación colectiva cláusulas de acción positiva para la contratación de mujeres en sectores típicamente masculinizados, promoción de las mujeres y hacer cumplir la obligatoriedad de negociar planes y medidas de igualdad en las empresas".

   Igualmente, ha abogado por "una mayor transparencia salarial e impulsar la obligatoriedad de realizar auditorias económicas que deben realizar las empresas, así como en la negociación colectiva para evaluar el impacto de género en convenios colectivos".

   Según Lizana, "la única manera de eliminar la vergonzante brecha salarial pasa por eliminar la precariedad laboral instalada de manera constante en el empleo de las mujeres" y lograr trabajos "de calidad, ausencia de discriminación en las empresas y servicios de atención para las personas dependientes y menores".


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies