Los trabajos arqueológicos de Labitolosa se realizan a través de dos programas científicos, uno francés y otro español

Actualizado 16/08/2008 16:05:17 CET

PUEBLA DE CASTRO (HUESCA), 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

La campaña de trabajos arqueológicos de Labitolosa, en el municipio de la Puebla de Castro, se han inciado por décimo octavo año consecutivo. Las actuaciones científicas se llevarán a cabo a través de dos programas de investigación, uno francés, 'Investigaciones sobre la ciudad antigua de Labitolosa' y otro español 'Estudio de Labitolosa: una ciudad romana en el prepirineo oscense'.

La localidad, que se sitúa en la vertiente meridional del Pirineo, pertenecía en la Antigüedad al Convento Caesaraugustano, cuya capital era Caesar Augusta, y a la provincia de Hispania Citerior, con capital en Tarraco.

La campaña está organizada por el Área de Arqueología del Departamento de Ciencias de la Antigüedad de la Universidad de Zaragoza y cuenta con la colaboración del Centro Ausonius de Burdeos, del grupo URBS y del Gobierno de Aragón.

Los trabajos, en los que participan treinta alumnos españoles y franceses, están dirigidos por María Ángeles Magallón Botaya y este año contarán con la presencia de diversos profesores de la Universidad de la capital aragonesa, entre ellos, Natalia Espinosa, del Departamento de Ciencias de la Antigüedad y Roberto Viruete, del Departamento de Ciencias y Técnicas Historiográficas. José A. Asensio del Grupo URBS y Pierre Sillières, del Centro Ausonius también colaborarán el el proyecto.

Por otro lado, el Departamento de Educación y Cultura del Gobierno de Aragón está preparando la puesta en valor del yacimiento para que pueda ser visitado por el público.

Hasta ahora, de Labitolosa sólo se conocía su nombre y su situación, su existencia estaba atestiguada por un documento epigráfico hallado en el siglo XVI en el llamado Cerro Calvario, no lejos de La Puebla de Castro, y por un testimonio literario del siglo VI en el que se menciona a la Terra Labetolosana.

En su supuesto emplazamiento no se habían realizado nunca excavaciones arqueológicas hasta el año 1991 en que se iniciaron los trabajos de campo sistemáticos que han transformado totalmente el conocimiento que teníamos de la ciudad.

El descubrimiento de una parte del foro, de dos edificios termales, de sus viviendas y sobre todo los hallazgos epigráficos de la campaña del año 1994, conviertieron a este pequeño núcleo en un lugar destacado entre las antiguas ciudades romanas de la Península Ibérica.

A partir de ahora este municipio de época flavia no solamente será célebre por su urbanismo y monumentos sino por los datos que nos ofrece sobre sus habitantes, especialmente sobre la élite que residía en él.

Ambos programas tienen como objetivo principal el estudio de esta localidad hispano-romana en su totalidad, no sólo en lo relativo a la de la ciudad sino también del territorio en el que ejerció su control y del que extraía sus recursos, que abarcaba tanto la zona de montaña como el piedemonte.

La Puebla de Castro tiene un rico patrimonio histórico arqueológico, que se extiende desde la Prehistoria hasta el siglo XVI. El conjunto de las pinturas rupestres de Remosillo, el castillo y la iglesia de la Baronía de Castro, con sus restos románicos y mudéjares, el retablo de Castro que se conserva en la iglesia parroquial, unidos a la ciudad hispano romana de Labitolosa y a la fortaleza andalusí de Castro Muños, suponen un motor para el desarrollo turístico y cultural de la localidad.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies