La UZ, en colaboración con el Banco de Alimentos, organiza una campaña de recogida de alimentos

Facultad De Derecho De La Universidad De Zaragoza
EUROPA PRESS
Actualizado 27/04/2013 11:00:15 CET

ZARAGOZA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Universidad de Zaragoza (UZ) y el Banco de Alimentos de Aragón han puesto en marcha una campaña de recogida de alimentos que serán posteriormente distribuidos entre los centros asistenciales de las instituciones benéficas que atiende esta organización. La campaña, que ya se ha iniciado en los distintos campus, se mantendrá hasta el 2 de mayo.

La institución académica ha explicado en una nota de prensa que, dentro de su política de responsabilidad social, quiere apoyar a la organización con esta campaña dirigida a todos los miembros de la comunidad universitaria.

La recogida de alimentos se realiza en centros universitarios de Zaragoza, Huesca y Teruel. En la capital aragonesa, participan las facultades de Ciencias de la Salud, Ciencias Sociales y del Trabajo, Educación, Medicina, Ciencias, Derecho, Filosofía y Letras e Interfacultades, en el campus de San Francisco.

Además, en el campus Río Ebro, forman parte de esta iniciativa la Escuela de Ingeniería y Arquitectura --edificios Torres Quevedo y Betancourt-- y la Facultad de Economía y Empresa, así como los edificios de la Facultad de Economía y Empresa en Gran Vía y la Facultad de Veterinaria.

HUESCA Y TERUEL

Los alimentos se pueden entregar en Huesca en el edificio del vicerrectorado, en la Facultad de Ciencias Humanas y Educación y en la Escuela Politécnica Superior y, en Teruel, en el Colegio Mayor Pablo Serrano.

La campaña cuenta con la colaboración de NTC, empresa que gestiona varios comedores universitarios y que durante estos días vende productos (arroz, lentejas, judías, pasta) que pueden donarse a la campaña.

El Banco de Alimentos de Aragón recibe y distribuye los alimentos de forma gratuita. Su trabajo es voluntario y está basado en la solidaridad. El reparto se hace siempre a entidades benéficas reconocidas, "que son las únicas que, por su relación directa con las personas necesitadas, pueden asegurar que los alimentos llegan a su destino final", han apuntado las mismas fuentes.