Los vecinos de Gelsa, "un poco más tranquilos" al comprobar que la mota aguanta la crecida del Ebro

Publicado 16/04/2018 19:49:31CET

GELSA (ZARAGOZA), 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los vecinos de la localidad zaragozana de Gelsa se encuentran "un poco más tranquilos" al comprobar que la mota de este municipio está aguantando la crecida extraordinaria del río Ebro. "Estamos bastante bien, dentro del miedo que tenemos", ha dicho la alcaldesa Francisca de la Torre.

En declaraciones a Europa Press, la alcaldesa ha comentado que "la subida del nivel de agua parece que se detiene", por lo que en la localidad están "un poco más tranquilos". El río ha anegado unas 300 hectáreas en Gelsa y "tendría que saltar la mota para regar más", algo que confían que no suceda, dado que el caudal "está de bajada".

Este fin de semana, los vecinos lo han pasado "muy inquietos, arreglando y reforzando por todos los sitios la mota, tratando de tener cerrados los riegos para que no entrara el agua y con el miedo de que nunca sabes lo que puede venir, de que suba el agua y rebase las previsiones que había, porque las motas se pueden romper" como ha ocurrido en otras localidades de la Ribera Baja, ha indicado.

No obstante, la mota de Gelsa "no está pegada al río, está a unos 300 metros del Ebro", por lo que tiene "mucho margen" y, después de la mota, la presencia de la variante impediría que la crecida causara grandes daños en el casco urbano, aunque si el río hubiera rebasado la mota sí que habría afectado a la parte baja de la población. Ahora "ya no esperamos que se rompa, estamos más tranquilos", ha concluido la alcaldesa.

Contador