La CHE aclara que las afecciones de la crecida son inferiores a las de 2003

El presidente de la CHE, Xavier de Pedro.
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 01/03/2015 17:33:51 CET

ZARAGOZA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Xavier de Pedro, ha destacado este domingo que las afecciones de la crecida del Ebro a los campos de cultivo y los cascos urbanos de las localidades ribereñas son inferiores a las de 2003, aunque las alturas del río son mayores.

   En declaraciones a los medios de comunicación, De Pedro ha señalado que esta avenida es extraordinaria y, como en 2003, podía haber provocado la inundación de poblaciones y unas afecciones urbanas importantes, pero a pesar de que los valores son superiores a los de aquel año, no se ha anegado ninguna población completamente.

   Ha explicado que el cauce está sobreelevado y los caudales son importantes, pero en 2003 se inundaron algunos pueblos "y en este momento no se han producido". Ha lanzado un mensaje de "tranquilidad" a las localidades afectadas.

   "Se confirma que con menos caudal tenemos más altura, pero es algo que ya veníamos anunciando", ha continuado Xavier de Pedro, quien ha subrayado que los repuntes han sido "más agobiantes" en Pradilla, Cabañas y Boquiñeni.

   El presidente del organismo de cuenca ha hecho notar que "al final ningún pueblo fue inundado de forma importante" este sábado, aunque sí ha habido "pequeñas afecciones", especialmente en Novillas. Se consiguió que no se anegaran Pradilla, Boquiñeni y Cabañas, ha añadido, reconociendo que la situación en Torres de Berrellén es "complicada".

   La avenida está en sus puntos más altos en Zaragoza y continuará así, con algún repunte, durante las próximas 24 horas, ha apuntado De Pedro. La previsión es que aumente un centímetro por hora, progresando de una altura de 5,61 metros --a las 15.00 horas-- a 5,70, "pero está por ver".

   De momento no hay una previsión de nuevas avenidas "y menos de esta entidad", ha dicho De Pedro, quien ha puntualizado que las circunstancias meteorológicas "pueden cambiar" y se podría formar un frente de intensas lluvias, como ocurrió la semana pasada, cuando se generó esta crecida extraordinaria.

   Aunque la CHE está pendiente de que la avenida termine de pasar por la ciudad de Zaragoza, "la preocupación" se centra ahora en la ribera baja del Ebro, donde hay pequeñas localidades muy próximas al río. Xavier de Pedro ha resaltado el caso de Pina de Ebro, que "nos preocupa más". Este sábado se ha roto una mota y el río ha experimentado una bajada "muy rápida" de 45 centímetros.

LIMPIAR EL RÍO

   El presidente del organismo de cuenca ha apoyado la propuesta, de varios alcaldes, de limpiar el río, lamentando que "la legislación impide que se hagan dragados" y solo es posible hacerlo "en muy pequeña cuantía". Ha recordado que después de 2013 se limpió el cauce en Novillas, Boquiñeni, Pradilla y Pina de Ebro y ha advertido de que las limpiezas parciales "no van a generar una mejora importante en la sección del cauce".

   "Soy partidario" de limpiar el Ebro para garantizar la seguridad en la zonas pobladas, ha insistido Xavier de Pedro, quien se ha quejado de que la CHE recibe solicitudes de dragado "y luego la legislación ambiental dice lo contrario".

   En la reunión que celebrarán esta tarde el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos de Armas, con los consejeros de Medio Ambiente de Aragón, La Rioja y Navarra "se puede intentar aclarar este debate". De Pedro ha considerado que las comunidades autónomas "se tienen que implicar" porque "han generado este blindaje ambiental".

   Ha rechazado la otra opción, el retranqueo de motas, argumentando que "eso generará una oposición importante" por parte de los propietarios de los campos de cultivo.

   "Lo que hay que hacer es una modificación de la legislación que permita a la CHE autorizar este tipo de actuaciones", ha planteado el presidente del organismo de cuenca, quien ha explicado que en las zonas donde no hay protección ambiental se autorizan limpiezas a las comunidades de regantes, para aseverar que "se tiene que excepcionar" y permitir los dragados cuando está en riesgo la seguridad de las poblaciones.

   Ha recalcado que "la CHE no es responsable de esta situación" y ha dejado claro que "no hay ningún problema" en otorgar autorizaciones si la legislación lo permite.

FALTA DE PREVISIÓN

   Sobre las críticas de algunos alcaldes por la supuesta falta de previsión, el presidente de la Confederación ha dicho que los datos se publican en la web de la CHE y que las previsiones están sujetas a posibles variaciones.

   Ha comentado que hay dos referencias, Castejón (Navarra) y Novillas (Zaragoza), de las que se ha informado "minuto a minuto" y la evolución de estas alturas es de "público conocimiento". "Otra cosa son las previsiones, que se han ajustado en los puntos de referencia".

   La CHE ha avisado desde el lunes de esta semana de que los caudales podrían llegar a los 2.500 metros cúbicos por segundo "y se ha cumplido", pero "sí ha podido sorprender" la altura alcanzada, superior a la de 2003 por la sobreelevación del cauce.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies