Buscar

El XI Congreso Estatal de Trabajo Social analiza su quehacer profesional utilizando como metáfora los cinco sentidos

ZARAGOZA, 7 May. (EUROPA PRESS) -

   La necesidad de aplicar los cincos sentidos (oído, gusto, tacto, vista y olfato) en el trabajo social ha llevado a estos profesionales a analizar hoy en el XI Congreso Estatal de Trabajo Social, que se celebra en Zaragoza, su quehacer profesional, utilizando como encuadre metafórico cada uno de los sentidos por separado.

   De esta forma, y en relación a la mirada, la coordinadora de Servicios Sociales de la Comarca de Cinco Villas, Elisa Causín, ha defendido la "mirada interdisciplinar", que permitirá a los trabajadores sociales abordar, por ejemplo, el problema de la violencia de género como una situación compleja que requiere múltiples ámbitos de actuación: el social, el sanitario, educativo, judicial y policial.

   El trabajador social del Centro de Salud de Cascajos y Alberite, Toñi Aretio, ha apostado por una relación con tacto y calidez a la hora de tratar con las personas y en la atención social.

   Respecto al sentido del oído, para poder escuchar la realidad, el trabajador social de Atención Primaria del Ayuntamiento de Madrid, Angel Luis Maroto, ha destacado que el valor de la palabra no está sólo en el saber escuchar al otro, sino también en jugar con el silencio, que en muchas ocasiones es el que permite analizar las cosas y actuar en consecuencia.

   La aplicación del sentido del olfato en el trabajo social debe llevar a los profesionales, en opinión de la profesora de la Universidad de Valladolid, María José Salvador, a "descubrir lo que más conviene y habilidad para anticiparse o percatarse de las nuevas necesidades, que nos ayudará a garantizar la dignidad en la calidad de vida de todos los miembros de la sociedad".

   Para la profesora de la Universidad de Navarra, María Jesús Úrizel, gusto, en la profesión debe pasar por construir un "buen gusto ético", basado en principios éticos universales básicos tales como respeto a las decisiones de los usuarios, confidencialidad, o la búsqueda del bienestar.

   Ahora bien, se trata además de aplicar los "nuevos sabores" de la posmodernidad como  es el carácter de las personas, las emociones, la prudencia del profesional, o la construcción de valores. En definitiva, "en saber ponerse en el lugar del otro".

   La directora de un centro residencial de mayores de la Xunta de Galicia, Concepción Rancaño, ha destacado la importancia de que los trabajadores actuar con sentido y sensibilidad, "dando espacio a la intuición, a la percepción, a la escucha, a la receptividad, a la empatía... y sobre todo, imprimiendo sentimiento a nuestra actividad profesional en la que debe dominar el "factor humano" como elemento diferenciador de nuestra actuación".

   El Congreso ha organizado, además, la primera muestra de iniciativas y servicios de Acción Social y Trabajo Social, en la que se pueden contemplar exposiciones de fotografía, paneles informativos sobre productos y servicios de acción social, se puede comprar material especializado y participar en  actividades divulgativas diversas.

"
Cargando el vídeo....
 

 

© 2014 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies