Unos 600.000 roscones se venderán en toda la provincia, con motivo de la festividad de Reyes

Actualizado 05/01/2008 11:04:49 CET

ZARAGOZA, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

Unos 600.000 roscones se venderán en Zaragoza y provincia, con motivo de la festividad de Reyes, según ha indicado el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Confitería y Pastelería de Zaragoza, Romualdo Romeo, en declaraciones a Europa Press.

Las ventas de roscones se mantienen al alza desde hace unos años en la provincia de Zaragoza, debido a que los nuevos residentes inmigrantes están adoptando está "rica" costumbre española, comentó el presidente de la asociación.

El roscón de Reyes se vende más que el de San Valero, el patrón de la capital aragonesa, festividad que se celebra a finales de enero, "esto se debe a que la gente se reúne con sus familias y celebran la llegada de los Reyes Magos con una comida", destacó Romualdo Romeo. "La gente joven y los matrimonios de mediana edad siguen la tradición, y como invitados a las comidas familiares, llevan el roscón como postre", añadió Romeo.

Para la festividad de la Epifanía eligen roscones grandes, mientras que para San Valero, el 29 de enero, los medianos y pequeños son los más demandados. Además, la costumbre de comer este dulce de reyes es muy antigua, mientras que la de degustarlo en San Valero es mucho más reciente a pesar de la popular cita "San Valero, rosconero". En el siglo III, los romanos consumían una torta elaborada prácticamente con los mismos ingredientes, pero plana, sin agujero en el centro, e introducían una moneda de oro como sorpresa.

El rey Luis XV de Francia introdujo la tradición del roscón de Reyes en el siglo XVIII, primero en Madrid, después en Barcelona y más tarde se extendió por toda España. "La sorpresa era una haba natural, que luego fue de cerámica, y es desde entonces cuando a quién le tocaba, pagaba el roscón. Ahora se meten figuritas de cerámica", apuntó Romualdo Romeo.

Harina, azúcar, mantequilla, huevos, ralladura de limón y de naranja, y agua de azahar son los ingredientes de este postre. "El 99 por ciento de los consumidores prefieren el roscón relleno de nata, el resto con trufa y crema", comentó el confitero Romualdo Romeo. Agregó que con esta cita de Reyes se cierra la temporada alta de ventas de Navidad, que "ha ido bastante bien gracias a los turrones artesanos. Los clientes fijos son fieles a la adquisición de este producto".


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies