Arturo Gonzalo Aizpiri cree que la estrategia de mejora de la calidad del aire de la capital es "ejemplar"

 

Arturo Gonzalo Aizpiri cree que la estrategia de mejora de la calidad del aire de la capital es "ejemplar"

Actualizado 01/03/2007 15:17:42 CET

ZARAGOZA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario general para la prevención de la Contaminación y el Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente, Arturo Gonzalo Aizpiri, considera que la estrategia de mejora de la calidad del aire, los planes para disminuir la contaminación atmosférica, que se está llevando a cabo en la capital aragonesa es "ejemplar y marca un camino que otras ciudades españolas seguirán".

Aizpiri realizó estas declaraciones, acompañado por el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, momentos antes de participar en la jornada de Estrategia de Lucha contra el Cambio Climático y la Mejora de la Calidad del Aire que se celebra hoy en el Centro de Historia de Zaragoza. Esta jornada sirve, por una parte, como foro de debate sobre cuestiones medioambientales, y, por otra, como presentación del diagnóstico de la calidad del aire que se ha realizado gracias a 200 planos de la ciudad donde se identifican los focos contaminantes de la capital.

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, explicó que lo que se pretende con esta jornada es "organizar un debate en torno a la ciudad, y desde el punto de vista del gobierno de la ciudad de lo que se trata es de dar cuenta de la política que se hemos llevado a cabo esta legislatura para intentar que los ciudadanos tengamos un aire más limpio y más puro". Asimismo, se analizan "cuáles son los retos que encontraremos en el futuro en cuanto a la emisión de gases, como el CO2, y otros tipo de gases contaminantes".

Además, este encuentro sirve para anunciar que se va a poner en marcha el Plan PRECOZ (Sistema de Predicción de la Contaminación), "que creo que tiene mucho interés, porque es una experiencia pionera que pretende, en colaboración con el Instituto Nacional de Meteorología y con el Ministerio de Educación y Ciencia, llegar a precisar con antelación cualquier riesgo de contaminación atmosférica", señaló.

Así, los datos recogidos pasarían inmediatamente a la página web del Ayuntamiento de forma que puedan conocerlos "no solo los técnicos sino también la totalidad de los ciudadanos con la antelación suficiente, por eso se llama plan precoz. Ese plan se va a poner en marcha de manera inmediata en forma de proyecto piloto, para que de aquí a un mes funcione de manera ordinaria", aseguró el primer edil.

Este plan se sirve de medidores distribuidos por la ciudad, pero "primero hemos hecho un informe-diagnóstico que ha dividido la ciudad en cuadrículas de 500 metros cuadrados. En cada una de ellas se han establecido con precisión cuáles son las fuentes contaminantes, el tipo específico de contaminante que cada cuadrícula tiene, y hemos incluido no solamente a la ciudad propiamente dicha sino también a los barrios rurales y polígonos industriales", especificó.

Estos medidores otorgan "toda la información que nos permitirá asimismo ir detectando en cada caso cualquier eventual riesgo de que se produzca". Para adaptar los proyectos municipales a la legislación europea, se ha invertido más de "300.000 euros, para poder hacer que nuestros medidores tengan el nivel adecuado para que sea eficiente el sistema".

DESAFÍOS AMBIENTALES

Por su parte, el secretario general para la prevención de la Contaminación y el Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente, Arturo Gonzalo Aizpiri, señaló que "entre los mayores desafíos ambientales de España está la lucha contra el cambio climático y la mejora de la calidad del aire".

"La mayor parte de nuestras ciudades superan los niveles establecidos por la Unión Europea para óxidos de nitrógeno y partículas. En el ámbito local ambos problemas son dos caras de la misma moneda y el Ministerio estima que es imprescindible que los grandes municipios aborden este problema con estrategias de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y de otros contaminantes determinantes para la calidad del aire", indicó.

Por este motivo, "creemos que la estrategia de Zaragoza es ejemplar y que marca un camino que otras ciudades españolas seguirán. De hecho, nos gustaría que la visibilidad internacional que la Expo le dará a Zaragoza se enfoque también en esta forma de abordar los problemas de la calidad del aire", apuntó, porque en las grandes ciudades "mejorar la calidad del aire es gestionar la movilidad de otra manera y creemos que la planificación estratégica de Zaragoza en esta materia dará magníficos resultados", apostilló.

Disminuir los niveles de contaminación "es imprescindible en general, pero en particular en nuestro país, en el que los efectos del cambio climático van a ser más intensos que en otros lugares del mundo". En concreto, en el interior de la península el incremento de temperatura "puede ser acusado en este siglo y podrían superar incluso los 6 grados centígrados". "Así que la implicación de las ciudades es imprescindible y damos la bienvenida a una estrategia como la de la ciudad de Zaragoza que nos parece bien enfocada y muy ambiciosa", estimó.

Como principal elemento causante del deterioro de la calidad del aire en las ciudades, se encuentra el tráfico, "y en particular el uso excesivo del vehículo privado", aseguró Aizpiri. "Es imprescindible una alianza de las administraciones que ponga a disposición del ciudadano transportes públicos adecuados y que cree en la ciudad un espacio amable para el peatón y para el ciclista", consideró. Asimismo, los ciudadanos "deberán hacer uso de esos servicios públicos y que utilizar menos el coche".

REDUCIR CONTAMINACIÓN UN 30 POR CIENTO

Entre los objetivos que se ha marcado el Consistorio zaragozano en su apuesta por el medio ambiente se encuentra reducir las emisiones de gases contaminantes. En este sentido, "en términos generales, hemos logrado una reducción aproximadamente en torno al 6,8 por ciento de CO2, y en partículas flotantes hemos reducido en torno al 2 por ciento. En definitiva, de 1996 a 2006, hemos disminuido la contaminación".

Así, los nuevos retos se centran en "superar los niveles que ha fijado la Unión Europea. Nuestro objetivo sería que en el 2020 hubiera una reducción de un 30 por ciento en la emisión de CO2, que supera las exigencias europeas que se quedan en un 20 por ciento". En este ámbito, "intentamos llegar más lejos, como en otros temas". A este respecto Belloch recordó que "para nosotros en un orgullo que ahora consumamos menos agua que cuando la ciudad tenía 200.000 habitantes menos, y es un reto que me parecía difícil, pero que se ha logrado", por lo que "también podemos lograr la reducción de CO2", concluyó.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies