Una asociación pide cerrar temporalmente una mina en Llumes por peligro para las personas y el medio ambiente

Actualizado 11/03/2008 14:53:26 CET

ZARAGOZA, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Flumes para el Desarrollo del Valle de Piedra pidió hoy el cierre temporal de una mina a cielo abierto para extraer mármol ubicada en la localidad zaragozana de Llumes, término municipal de Monterde, por peligro para la seguridad de las personas y por afecciones al medio ambiente, según manifestó el presidente de la asociación, Arturo Pardos.

Éste compareció ante la Comisión de Peticiones y Derechos Humanos de las Cortes de Aragón acompañado de otros dos miembros de la asociación para dar a conocer las acciones desarrolladas por su organización una vez que detectaron "incumplimientos" por parte de la empresa que explota la mina, Mármoles de Monterde SL.

Arturo Pardos explicó que en la mina no se está utilizando la escombrera prevista en el expediente, respecto a la que "no teníamos ningún inconveniente porque no estropea el paisaje y no hay peligro para la seguridad de las personas" y sí una ladera por la que la empresa tenía prohibido verter.

El presidente de la Asociación Flumes para el Desarrollo del Valle de Piedra manifestó que, precisamente, el peligro de seguridad para las personas existe por los escombros que se vierten por esa ladera, que hace que grandes piedras caigan por ella e incluso ocupen campos de labor, lo que obliga a la empresa a acceder a esos campos "sin el permiso del propietario" para retirarlas.

Además, próxima a esta ladera discurre la carretera autonómica Z-412 y la propia sede de la Asociación Flumes para el Desarrollo del Valle de Piedra está a 300 metros de la parte alta de la mina "y a 200 metros de las piedras que van cayendo", subrayó el presidente de esta organización, que agregó que incluso se ha encontrado a niños jugando debajo de la cantera, con el consiguiente riesgo, que también sufre un pastor que debe pasar por esa zona.

Asimismo, criticó que el perímetro de la mina no esté balizado ni haya señalización que advierta del peligro, extremos ambos que fueron exigidos al dar la autorización para la puesta en marcha de esta explotación, en el año 2005, "a pesar de que el peligro es evidente" y aunque "hasta ahora hayamos tenido la suerte de que no nos haya caído ninguna piedra encima".

Arturo Pardos aclaró que el hecho de que la mina esté a la vista de una carretera autonómica y también se pueda ver desde un Lugar de Interés Comunitario (LIC), además de que haya tres yacimientos arqueológicos celtíberos y romanos en la zona hacen necesaria que una evaluación de impacto ambiental, que "no se ha hecho".

CARTAS A LA ADMINISTRACIÓN.

El responsable de la asociación indicó que esta organización puso hace unos meses todos estos hechos en conocimiento del Ayuntamiento de la localidad, de la administración e incluso del Ministerio de Medio Ambiente, así como del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA).

Este último servicio trasladó esta denuncia al servicio provincial de Industria, Comercio y Turismo de Zaragoza, que el pasado 4 de febrero realizó una inspección en la zona y ha pedido a la empresa que realice la restauración de la zona de forma inmediata, prevaleciendo ésta sobre la actividad extractora, así como que se acoja a los condicionantes marcados por la administración cuando fue autorizada la mina.

Pardos lamentó la falta de actuación por parte de la administración y la tardanza en tomar cartas en el asunto una vez recibidas las denuncias presentadas por la asociación y estimó que la actividad extractora debe paralizarse hasta que no se haya realizando la restauración de la zona y hasta que no se haya asegurado que la empresa cumple con todos los requerimientos fijados por la administración.

El presidente de la asociación se mostró algo escéptico respecto a la posibilidad de que la empresa limpie la ladera en la que ha depositado los escombros "porque cuesta mucho dinero". Por otra parte, comentó que la asociación no se opone al funcionamiento de esta mina, aunque también aclaró que no ha creado puestos de trabajo en la localidad.

Además, se preguntó qué puede aportar a la zona una empresa "que destroza el paisaje", que es parte del patrimonio de futuro para la localidad, comentó. También estimó que la aportación económica que hace la compañía al municipio por la concesión no es muy relevante y lamentó que ninguna administración se haya puesto en contacto con ellos directamente y haya respondido a sus reclamaciones.

En su opinión, la labor que está desarrollando una asociación como la suya, sin ánimo de lucro, en un caso como éste, que les está suponiendo "tiempo y dinero", es sustitutiva de la administración "cuando ésta no es nuestra función, sino la de complementar y apoyar a las instituciones".

Finalmente, propuso crear en la zona un espacio natural protegido para evitar problemas futuros similares y recordó que la localidad se halla a cuatro kilómetros del Monasterio de Piedra. Asimismo, deseó no tener que emprender acciones judiciales.

SITUACIÓN PREOCUPANTE.

La portavoz del grupo parlamentario del Partido Socialista (PSOE), Ana Cristina Vera, consideró "preocupante" la situación porque "puede haber un peligro grave para las personas y el medio ambiente" y por eso deseó que se resuelva "a la mayor brevedad posible" la indicación dada por la administración autonómica a la empresa para que restituya la zona y cumpla con los requerimientos fijados para autorizar su actividad y deseó que también que desde el ayuntamiento de la localidad "se tomen todas las medidas necesarias para solucionar el problema".

La portavoz del grupo parlamentario del Partido Popular (PP), Carmen Pobo, explicó a los comparecientes que su iniciativa de acudir a las Cortes había servido "para que el Gobierno de Aragón se haya puesto las pilas y haya resuelto el problema", inspeccionando la mina y pidiendo a la empresa que restituya el paisaje y lamentó la "falta de responsabilidad" de la administración autonómica "por no haber actuado con más prontitud". La diputada también abogó porque se pueda hacer compatible la limpieza de la zona con mantener la actividad.

La portavoz del Partido Aragonés (PAR), Ana de Salas, se refirió al escrito enviado recientemente por la administración autonómica a la empresa poniendo en su conocimiento que hay vertidos en la ladera sur de la mina no reflejados en el plan de restauración y el incumplimiento de los condicionados, además subrayó que se les anuncia la apertura de un expediente sancionador por infracción grave si no cumplen con la legalidad, dijo.

A su entender, esto refleja "que la administración sí está actuando, no se está inhibiendo" y comentó que "la inspección no llega a todos los rincones" de la geografía aragonesa, pero "sí ha actuado a instancia de parte", y "no me cabe duda de que va a haber un seguimiento para que se cumpla la legalidad".

El portavoz de Chunta Aragonesista (CHA), Chesús Bernal, felicitó a la asociación por el trabajo que están desarrollando para "la dignificación del lugar donde viven" a pesar "del desamparo de la administración" y opinó que "algo raro y extraño ocurre" respecto a este caso cuando "después de todos los informes, cartas y denuncias" que ha realizado la asociación, nadie les ha recibido ni contestado.

Bernal anunció que su grupo parlamentario presentará iniciativas porque "este parlamento tiene que sacarle los colores" a los responsables de esta situación. El PP también se refirió a posibles iniciativas y la agrupación parlamentario de IU señaló que las presentará.

El portavoz de esta última agrupación, Adolfo Barrena, argumentó que, por un lado, es la empresa la que ha incumplido los condicionados puestos por la administración y, por otro, la administración "ha reaccionado tarde" puesto que "no ha vigilado, inspeccionado, ni sancionado" estos incumplimientos. Tanto IU, como CHA y PP se mostraron a favor con crear una figura de protección ambiental de la zona.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies