Belloch dice que la Carrera del Ebro, que se celebra el domingo, es un "ejemplo de cooperación cívico-militar"

Actualizado 09/04/2008 16:39:07 CET

ZARAGOZA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, destacó hoy que la III Carrera del Ebro, que se celebrará el próximo 13 de abril, es un "ejemplo de cooperación cívico-militar" y se remontó a los Sitios de Zaragoza para indicar que "fue el ejemplo paradigmático" de esta acción conjunta entre el ejército y el pueblo.

Belloch dijo que esta prueba deportiva está vinculada al Bicentenario de los Sitios de Zaragoza. Un hecho histórico que "marcó la identidad colectiva de la ciudad y la forma de ser" por lo que consideró que se trata de un homenaje a "nuestros héroes y heroínas". Además, este año se conmemora el 60 aniversario de la declaración de Naciones Unidas de los Derechos del Hombre.

Otro aspecto que destacó el alcalde de esta carrera es su vinculación al medio ambiente. "Es un canto a la participación y a la naturaleza" al señalar que el recorrido atraviesa por una zona de una "belleza paisajística impresionante".

Belloch asistió hoy a la presentación de esta prueba deportiva en la que también participó el general de Brigada de Castillejos, Juan Pinto, junto al responsable de la oficina de la ONU para el programa "Deporte al servicio del desarrollo y para la paz", Jesús Arroyo.

Por su parte, el general Pinto manifestó que se trata de una carrera "hermanada con la ciudad y el río Ebro" y subrayó que se trata de la segunda carrera más importante de España que discurre fuera de un trazado urbano.

El general de Brigada de Castillejos anunció que este año se ha creado el galardón "Palafox de Honor" que se entregará al alcalde de Zaragoza durante la celebración del Día de las Fuerzas Armadas que se acogerá la capital aragonesa.

El aspecto solidario de esta prueba permitirá que los diez euros de donativo que aportarán los participantes se destinen a proyectos de cooperación en Etiopía y Líbano, dijo Pinto.

A colación, Jesús Arroyo parafraseó a Belloch al indicar que "Zaragoza no es sólo una ciudad de ideas, sino que las pone en marcha" y dijo coincidir con el alcalde en que Zaragoza "tiene que tener acontecimientos que la hagan referente del sur de Europa".

CARRERA.

La prueba se celebrará el próximo 13 de abril y en la que participarán unos 1.700 corredores, que supone un incremento de unos 200 corredores más sobre los inscritos en la pasada edición.

El coronel jefe de Artillería, Pardo de Santallana, explicó las características técnicas de la prueba que tiene un trazado de 19 kilómetros que transcurren por estepas, huerta tradicional, la ribera del Ebro y permitirá ver los galachos de Juslibol, las obras de la Expo para al final del trayecto vislumbrar las torres del Pilar.

La novedad de este año es que los artilleros darán la salida con un cañón de época. Es una forma de conmemorar tanto el Bicentenario de los Sitios, como con la fundación de este regimiento de artillería en la Guerra de la Independencia.

"Es una prueba dura" reconoció Pardo de Santallana y explicó que el trazado de la carrera presenta un desnivel de 340 metros en los 19 kilómetros del recorrido, que arranca con una salida fuerte y concluye con un descenso también fuerte. El tiempo de recorrido está previsto en 1 hora y dos minutos para el vencedor masculino y en una hora y 17 minutos para las categoría femenina.

Otros datos que aportó es la instalación de 3 puestos de avituallamiento, junto a otro que se ubicará en la meta. En la planificación de la prueba trabajan 20 personas y en la ejecución se emplean 150 personas.

Se dispondrán 15 vehículos tácticos, 8 vehículos de combate como ornamentación y se distribuirán 2.000 litros de agua, 3.000 kilos de fruta y 1.700 bebidas isotónicas.

La deportista altoaragonesa, María José Pueyo, amadrina esta prueba y tras animar a la participación a todos los ciudadanos dijo que a pesar del perfil duro de la prueba "la gente se compromete porque es una carrera popular".