El Clínico afirma que Luis G.S. no falleció por falta de quirófanos ya que nunca hubo opción de operarle

Actualizado 11/03/2008 18:52:49 CET

ZARAGOZA, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La dirección del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza ha afirmado esta tarde en una nota de prensa que el paciente Luis G.S., fallecido el pasado 9 de marzo, no falleció por falta de quirófanos libres, como denunció la familia, sino que "nunca estuvo en lista de espera quirúrgica", "ya que en ningún momento hubo opción de intervención quirúrgica, curativa o paliativa, ni urgente ni programada".

El comunicado comienza por expresar las condolencias de los directivos del centro hospitalario a la familia y por afirmar que "no quiere polemizar", sino mostrar escuetamente los resultados de una investigación abierta tras la petición del Defensor del Paciente, Carmen Flores, del cese de la consejera de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón, Luisa María Noeno, por el fallecimiento de este paciente.

A su vez la petición de cese de la consejera viene motivada por la denuncia que los hijos de este paciente habían presentado por el retraso en la intervención de su padre al no haber quirófanos disponibles, señalaron. La asociación también informó de esta situación a la consejera de Salud y Consumo de Aragón a través de una carta.

De esta manera, según la investigación de la dirección del Clínico, el paciente nunca sufrió retrasos en la intervención "ya que en ningún momento hubo opción" de realizar una operación. Según la misma nota, el Servicio de Cirugía que lo reconoció, indicó que el paciente "presentaba un proceso irreversible y que se valoraría para una biopsia quirúrgica", de lo cual fue informada la familia.

En el momento en que el paciente falleció, los servicios de cirugía estaban pendientes de realizarle "únicamente" esta prueba "en cuanto así lo permitiese su estado de salud", señala la dirección del centro hospitalario.

También afirma que en todo momento "el paciente estuvo atendido, bien valorado y diagnosticado" y que era previsible como sucedió, que la evolución del paciente fuera mala, de lo cual también estuvo informada la familia.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies