Un fallo humano provoca la fuga de cloro que ha obligado a desalojar las consultas externas del Clínico

Actualizado 14/07/2006 17:07:20 CET

ZARAGOZA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un fallo humano ha sido la causa que ha provocado la fuga de cloro que ha obligado a desalojar esta mañana de forma preventiva la zona de consultas externas del Hospital Clínico Universitario de Zaragoza. Así lo ha manifestado hoy en rueda de prensa el director gerente del Sector Sanitario III, el doctor Sebastián Celaya.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 10,00 horas, cuando un trabajador se encontraba realizando labores de mantenimiento en el sótano del hospital. El operario manejaba dos cubas que contenían los elementos químicos que se utilizan para el mantenimiento del agua de climatización, cloro y ácido sulfúrico, cuando "cometió un error al verter el cloro en el depósito del ácido sulfúrico", explicó el doctor Sebastián Celaya.

Esto ha provocado la liberación de gases clorados que ha producido una intoxicación al trabajador que estaba manejando los productos. Posteriormente, tres trabajadores de la empresa de seguridad han entrado a ayudarle a salir del cuarto de máquinas, y ellos también han sufrido una leve intoxicación.

Los gases clorados se han ido extendiendo al resto del hospital, por lo que, como medida preventiva, se ha procedido al desalojo total del mismo, ya que como apuntó el doctor Celaya "no ha habido riesgo ni para pacientes ni para trabajadores". Una vez desalojados, el equipo de seguridad del hospital, equipado con botellas de oxígeno y mascarillas, ha entrado al habitáculo para extraer el bidón que ha provocado el incidente.

Alrededor de las 12,00 horas, los cerca de mil pacientes desalojados y los 120 trabajadores de las consultas externas del Clínico han podido entrar al edificio y "se han reanudado con total normalidad las consultas del día de hoy", apuntó el doctor Celaya.

Sebastián Celaya comentó que los productos que han causado este incidente son de uso habitual en las operaciones de tratamiento continuo del agua de climatización, de modo que los bidones se rellenan dos veces a la semana.

INTOXICACIONES LEVES

El subdirector del Sector Sanitario Zaragoza III, Pascual Moreno, explicó que "los cuatro trabajadores han resultado afectados", especialmente el empleado que realizaba la manipulación, pese a ello, "solamente presenta una irritación conjuntiva y bronquial leve", indicó Moreno. Se encuentra todavía en observación en el servicio de Urgencias pero "el pronóstico es leve y la previsión es que se vaya a casa antes de la hora de comer", aseguró el doctor Moreno.

Por otra parte, los otros tres trabajadores que entraron al cuarto de máquinas para auxiliarle "presentaban una leve irritación de las vías respiratorias superiores", indicó el doctor Pascual Moreno. "El pronóstico ha sido leve y han sido dados de alta momentos después de haber sido atendidos".

Por otra parte, Sebastián Celaya afirmó que el trabajador que manipulaba las sustancias "ha reconocido que se ha equivocado de garrafa". Y señaló que este tiene una antigüedad de 28 años y que se encuentra "perfectamente preparado para esta misión", además, Celaya indicó que el trabajador había seguido el curso que la unidad de prevención de riesgos laborales que el centro da a todos los trabajadores para manejar este tipo de sustancias.

Sin embargo, el doctor Celaya dijo que "ahora no es el momento de hablar de sanciones" y que "habrá que revisar otra vez los protocolos y la formación". El director gerente del Sector Sanitario III señaló que "muchas veces los propios trabajadores nos olvidamos de las cosas, estamos en la rutina de todos los días y la rutina es lo peor", ya que, dijo "hay que estar siempre atentos".


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies