El Gobierno aragonés invierte 186.500 euros en la restauración del torreón oeste del Castillo de Ayud

 

El Gobierno aragonés invierte 186.500 euros en la restauración del torreón oeste del Castillo de Ayud

Actualizado 11/03/2008 16:05:59 CET

CALATAYUD (ZARAGOZA), 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno aragonés va a restaurar en los próximos meses, con una aportación de 186.500 euros, el torreón oeste del Castillo de Ayud, que fue apuntalado en la segunda mitad de los años 90 ante el peligro de derrumbamiento que se apreció entonces y que, desde aquel momento, estaba pendiente de su consolidación y restauración.

Estas obras, cuyo presupuesto de contrata asciende a 186.500 euros, se van a llevar a cabo ahora, fruto del proyecto impulsado por la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno aragonés, en el marco de las gestiones que desde hace meses viene impulsando la Alcaldía bilbilitana tanto con el Gobierno autonómico como con la Administración del Estado para que se emprenda un plan de rehabilitaciones en este valioso conjunto fortificado islámico.

El alcalde de Calatayud, Víctor Ruiz, valoró hoy la "receptividad" que está encontrando tanto en el Gobierno central como en el autonómico y resaltó lo que supone este proyecto de restauración que ha asumido e impulsado la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno aragonés.

Esta es la primera obra de restauración estructural que se acomete en un elemento del conjunto fortificado islámico de Calatayud desde hace más de veinte años. Para encontrar una intervención restauradora hay que remontarse a la década de los años 80 del pasado siglo. Entonces se llevó a cabo una restauración de la conocida como Puerta Emiral, situada entre el Castillo de Ayud y la Torre Mocha.

El proyecto que se va a ejecutar ahora actuará sobre el torreón oeste del Castillo de Ayud, el más próximo al antiguo aljibe que tenía esta fortificación. Se va a intervenir en la totalidad de este torreón, en el que el paso de los años no ha hecho más que acentuar la ruina que ya era alarmante en la segunda mitad de los 90, cuando se apuntaló.

La Junta de Gobierno Local ha concedido hoy la licencia de obras al Gobierno autónomo para que pueda empezar los trabajos. El proyecto ha sido redactado por el arquitecto Javier Peña Gonzalvo y prevé un plazo de ejecución de las obras de cuatro meses.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies