Zaragoza lidera los compromisos para luchar contra el cambio climático

Los concejales firmando la declaración sobre el cambio climático
EUROPA PRESS
Actualizado 23/11/2015 15:00:22 CET

   "Es una emergencia mundial que solo se resuelve con una emergencia en la movilización", sostiene el presidente de Fundación Ecología y Desarrollo

   ZARAGOZA, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Zaragoza se ha sumado al manifiesto que ha elaborado la Alianza por el Clima y, además ha aprobado una serie de compromisos para luchar contra el cambio climático, que convierten a la ciudad en la pionera en adoptar, por unanimidad, este propósito.

   En el documento con los compromisos adquiridos por la corporación municipal, y que ha leído el alcalde, Pedro Santisteve, figura la reducción de los consumos energéticos de los edificios e instalaciones municipales; mejorar los equipamientos y tecnologías; incorporar el criterio de energía renovable en los pliegos de contratación de la energía eléctrica municipal, y la obligatoriedad del uso de productos ecológicos de cercanía en todos los actos y los comedores colectivos.

   Los compromisos también se extienden a la sustitución de vehículos de la Policía Local por el de bicicletas en la vigilancia de espacios naturales como parques y zonas verdes e incorporar más vehículos híbridos a la flota municipal.

   En el ámbito de las viviendas se aboga por fomentar la rehabilitación con criterios de eficiencia, poner en marcha la ordenanza de ecoeficiencia y fomentar la producción de energías renovables en la ciudad.

REUTILIZACIÓN

   Dar continuidad al proyecto europeo Huertas Life Km 0 es otro de los compromisos, junto al fomento de la producción ecológica en la huerta de la ciudad y apoyar la distribución y comercialización de estos productos.

   Generar menos residuos y fomentar la reutilización y reciclaje son otras premisas, mediante la puesta en marcha de un plan de gestión de residuos consensuado social y políticamente, reducir el porcentaje de residuos que acaban en el vertedero e incrementar la conversión en compost.

   La revisión del Plan de movilidad también se incluye entre los compromisos, además de la protección del arbolado cumpliendo con rigor la ordenanza de protección del arbolado, diversificar las especies de árboles que se plantan y tratarlos como seres vivos fundamentales para la vida.

   El listado se completa con la educación y la participación ciudadana para luchar contra el cambio climático como eje transversal de todos los compromisos mediante la realización de campañas que sensibilicen e involucren para la acción.

EMERGENCIA EN LA MOVILIZACIÓN

   El presidente de la Fundación Ecología y Desarrollo, Víctor Viñuales, ha relatado que uno de los problemas del cambio climático es que "nadie hace nada y los países se han ido echando la culpa", pero "estamos ante una emergencia mundial que solo se resuelve con una emergencia en la movilización", ha enfatizado.

   Viñuales ha animado a todos los ciudadanos a actuar porque otro de los problemas del cambio climático es que "genera un sentimiento de impotencia, se interioriza que no podemos hacer nada y al final no se hace nada".

   Por eso, ha aplaudido la actitud del Ayuntamiento de Zaragoza porque con este acto de apoyo a la lucha contra el cambio climático "se baja la escala y se demuestra que desde un Ayuntamiento se pueden hacer muchas cosas, se recupera la potencia y los ciudadanos ven que sí se puede".

   Tras dar las gracias a todos los grupos municipales por esta unanimidad, les ha conminado a que "contagien a otros municipios de España, que hay 8.000, y tenemos que movernos todos".

   Viñuales ha querido recordar que la campaña de los años 90 'Zaragoza ciudad ahorradora de agua' sitúa a la capital como "pionera y en ella está el germen" del millón de compromisos por el clima que se adoptó en Lima (Perú) en 2014, en la reunión preparatoria de la Conferencia de París de finales de este mes.

"NECESARIA TRANSICIÓN"

   Representantes de todos los grupos municipales, CHA, Ciudadanos (C's), PSOE, Zaragoza en Común (ZEC) y PP, han leído el manifiesto por el clima 'Cambiar el clima tiene un precio. Quien lo pone, quien lo paga?'.

   En el texto se subraya que "es necesaria y urgente la transición hacia un modelo energético renovable, eficiente, sostenible y justo que garantice el acceso universal a la energía" porque "las tecnologías existen y son competitivas económicamente".

   También se señala que la Conferencia de Cambio Climático de París "será trascendental en la medida que se alcance un acuerdo internacional legalmente vinculante para que después de 2020 se garantice una reducción de emisiones suficientemente ambiciosa para evitar los peores impactos ecológicos, económicos y sociales del cambio climático".

   Además, es "preciso adoptar ambiciosas medidas de reducción desde ahora mismo para cerrar la brecha de emisiones antes de 2020, especialmente por parte de los países desarrollados".

   Entre los datos que se aportan se indica que en Aragón los últimos 35 años han sido dos grados más calientes que los 30 anteriores, ha bajado el caudal de los ríos y el ascenso térmico hace que uno de cada cinco litros se evapore en lugar de ir al mar".

   Todo ello lleva a la necesidad de "mantener un gran nivel de ambición en la reducción de emisiones para 2050 que nos encamine hacia un escenario global de cero emisiones" y precisar que esta transición "justa exige garantizar nuevas oportunidades de empleo de calidad y solo se puede hacer con políticas públicas, planificadas y sostenibles".

   Finalmente, recoge que para afrontar los retos del cambio climático hace falta una "acción política clara, urgente y transformadora, que solo se conseguirá con una ciudadanía consciente de los problemas y de las soluciones, una ciudadanía exigente y movilizada".

CRISIS SOCIOECOLÓGICA

   En este contexto, el representante de Alianza por el Clima en Aragón, Luis Clarimón, ha subrayado que "estamos ante una crisis socioecológica, porque ante los 3.000 millones de personas que viven en "condiciones indignas parece que solo se pueden satisfacer sus necesidades mediante el aumento de producción", pero a su entender, la solución pasa por "cambiar el sistema, no el clima".

   Asimismo, ha defendido que este cambio de sistema conlleve la generación de empleo de calidad porque "el cambio climático lo cambia todo" y ha aseverado que "la acción local logra resultados porque genera confianza y los fracasos tienen una repercusión más limitada".

   Clarimón ha concluido al subrayar que ciudades pioneras, como Zaragoza, "tienen que liderar estos cambios mediante el ejemplo a seguir".


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies